(Por Jaime Luis Brito)

Trabajos de demolición en Jojutla, Morelos. Foto: Margarito Pérez.
Jojutla, Mor., 26 de noviembre (proceso.com.mx).- Familias damnificadas de la colonia Emiliano Zapata de este municipio, una de las más afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre, denunciaron que las tarjetas del Bansefi entregadas por el gobierno federal tenían errores sistemáticos, lo que podría constituir un fraude.
En conferencia de prensa realizada en la zona de mayor afectación, los inconformes denunciaron que más del 50 por ciento de las familias que reportaron daño total en sus viviendas a quienes realizaron los censos estatal y federal, recibieron tarjetas con fondos de 15 mil pesos, lo que “resulta una burla” como lo consideraron los afectados.
En la denuncia se advierte que entre el jueves 23 y el sábado 25 de noviembre pasados, “personal de Sedatu, en compañía de personal del ayuntamiento y representantes de damnificados entregó (sic) casa por casa tarjetas con el apoyo para la reconstrucción de viviendas”.
Sin embargo, “más de 50% de casos de pérdida total, indebidamente, fueron registrados como daños parciales, en muchos casos se trata de viviendas colapsadas en los primeros instantes del sismo del 19 de septiembre”.
Y no obstante, “la gran mayoría de estas personas recibió las tarjetas con esa irregularidad bajo la promesa de los representantes de Sedatu de que se harán las correcciones pertinentes”.
A pesar de que no tenían el monto correcto, algunas personas de todos modos decidieron recibir las tarjetas “por temor a no recibir ningún apoyo del Fonden”.
Además, en otra irregularidad denunciada, “en muchos casos quienes recibieron tarjetas con apoyos por pérdida parcial sólo pudieron disponer de cinco mil pesos y no los 15 mil por los que firmaron” a la hora de la entrega.
Entre los afectados está el caso del señor Salomón, quien perdió a su esposa el día del sismo, pues su casa colapsó el 19 de septiembre, y sin embargo, al entregarle la tarjeta, se dio cuenta de que sólo contaba con un monto de 15 mil pesos, es decir, lo prometido a las personas que sufrieron daño parcial, para poder reparar su vivienda.
Como él, hay más de 100 familias. Algunos aseguran que son más de 170 las que fueron erróneamente colocadas en daño parcial, aun cuando sus viviendas fueron clasificadas en el censo realizado por los gobiernos estatal y federal como daño total.
Pero además, algunos de los vecinos afectados exhibieron los dictámenes periciales que confirman su dicho.
Los vecinos reclamaron que a casi tres meses del sismo ocurrido el 19 de septiembre el personal de la Sedatu haya sido incapaz de levantar los censos de manera correcta y que ahora, cuando la gente sigue durmiendo a la intemperie, “nos hayan salido con esta sorpresa de que no nos entregan el apoyo como debe ser”.
La colonia Emiliano Zapata se encuentra al poniente del centro de Jojutla, donde más de 300 familias perdieron todo su patrimonio, mientras que otras centenas tuvieron daños parciales en sus viviendas.
El 20 de septiembre pasado, menos de 24 horas después del sismo, el presidente Enrique Peña Nieto se presentó en el centro de Jojutla y otras comunidades, pero nunca llegó a la Zapata, “porque ahí son bien combativos, son aguerridos”, asegura un reportero local que pudo ser una de las causas.
En esa zona, a los pocos días de ocurrido el sismo, Proceso fue testigo de la aparición de maquinaria y trabajadores de la empresa Aldesa, la española que construyó el Paso Exprés de Cuernavaca.
La prisa con la que el gobierno de Graco Ramírez adelantó la demolición de las viviendas contrasta con la tardanza en llegar de los apoyos.
Hasta ahora, esta zona comenzó a recibir las tarjetas con apoyo, pero ahora resulta que están erróneas en los montos, de acuerdo con las denuncias de los vecinos afectados.
http://www.proceso.com.mx/512688/morelos-pierden-sismo-les-dan-tarjeta-ayuda-15-mil-pesos <>