Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. 10 de noviembre.- La Xata la Rifa-Casa de Cultura de Mieres. 10 de noviembre. Western Industrial-minero. (¿ El poder de Villa, todavía, entre las causas de la escasa atención mediática para este significativo despliegue escénico-poético-danzante-musical-fílmico. ?)
Una voz de minero comienza las historias, mientras el tren circula, recorre, corre, entre el paisaje asturiano o entre las galerías de la mina.
Y se habla de que... hasta saharauis entraron, que andaluces, extremeños, aportaban a la mano de obra que se precisaba, y se iba a sus territorios a buscarlos; y que antes ese trabajo era también usado como pena, para los presos políticos del franquismo, con colonias de condenados, con el trabajo forzado a cambio de las condenas impuestas por los franquistas.
Y se alternan, las filmaciones de varios mineros y una minera, sus comentarios sobre la forma del trabajo, sobre el miedo, sobre Villa y la corrupción, sobre la solidaridad y el compañerismo, con la danza, las canciones, la representación.
Salen personajes de la película al escenario del teatro, la película de mineros, asturianas, vaqueiras,versión peculiar del western Hombre Muerto:
Aquí hay una forastera, busca trabajo, llega a Ablaña en tren, y siguen las peripecias de la película, con apelaciones al poema de Willian Bake, el matrimonio entre el infierno y el paraíso.
Mucho carbón en el escenario para acompañar la danza, la inmersión de la Xata en el drama minero; maíz a la entrada, rechazando el esquirolaje. Anita Sirgo rememorando la lucha, la represión fascista, la necesidad y propuesta de “organización, fe en la lucha, y unidad”.
Los mineros y la minera que cuentan historias en la filmación, también salen al escenario; también un personaje de Villa merodea, y finalmente hace mutis por el pasillo, como provocando, como impune, contrariando al cartel de "Se Busca a Villa".
Buena música, y numerosos personaje-paisaje, junto a las ruinas industriales, con las siluetas-títeres, sintéticas, dinámicas, poéticas.
En una de las escenas: la forastera y el mineru; rodada en ruinas del pozo Llamas-Ablaña:
– En aquella oscuridad, con diez o quince martillos ruidosos a la vez en la rampa, las fugas de aire de la manguera.. algún compañero cantando sin parar en el tallu de abaxo, otros que no paran de hablar, sólos, en toda la jornada, los gritos, “arriba, voy”... y a pesar de todo ese ruido… has de saber escuchar.
...¿escuchar?
... las pequeñas explosiones de gas, la caída de un costero, cualquier ruido raro que pueda anunciar un derrabe...

y...cuando la lámpara se apaga, la oscuridad absoluta... estás solo... tienes que mantenerte quieto esperando ayuda... y sino a tientas, buscando la galería, siguiendo los rieles, la vía, protegerte del tren... también esa oscuridad plena, si no te agobias…cierta paz total...
... ese Villa, el que te mató... ¿pudiste matarlo?
…no estoy muerta…
“estate dispuesta a decir lo que piensas y el vil te evitará”...
...senador, diputado, tres sueldos, jefe de la trama de corrupción.. que ha decidido por nosotros, ¿cuántos... 30 años.?.. ¿es un muerto como tú, un recuerdo del presente, una lacra que todos repudian ahora..?
...aquel poeta británico W. Blake... “lo que hoy es evidente...en otros tiempos solo fue imaginado” “el que ha sufrido tus abusos... ese te conoce”, “si otros no hubiesen sido necios nos hubiera tocado a nosotros serlo...” , “el zorro maldice la trampa no a sí mismo”...
¿Acaso entiendes forastera algo de nuestro drama, de nuestro paraíso, de nuestro infierno minero?
Más tarde, en la desembocadura del Nalón, el coro minero de Turón despide a la moribunda forastera, que flota hacia el mar...
“Cuando Benino de El Entrego hizo su tesis doctoral sobre literatura minera https://www.rebelion.org/hemeroteca/cultura/040218ml.htm aseguraba que la mejor creación literaria sobre la mina vendría con la crisis, con la nostalgia..
Y seguimos esperándola.. a no ser que la mirada poética-musical de Marta y Mónica, venga a hacer cumplir con esta tesis de doctor... una mirada, además, de mujeres en un mundo machista y patriarcal, cuyo protagonismo de mujer se le sitúa como subsidiario…
Léase la impronta de mujeres como Anita Sirgo (con Alfonso el su home); y puesto que el western musical minero se estrenaba un 19 de julio en el Teatro Campoamor, el mismo de los premios monárquicos,…
Ese 19 de julio permite recuperar memoria del mismo día de la revolución sandinista, no en vano un hijo de mineros como Gaspar García Laviana se hizo comandante insurgente y moría combatiendo a la tiranía somocista, y a su zaga y siguiendo la senda por él trazada se conformarían los COSAL.
Con una solidaridad a cuerpo muy acentuada, con aportes solidarios mineros que aún perduran en algún agropecuario nica, que no han tenido parangón en lo posterior.. y con esa misma sigla COSALera se propiciaría la inmensa y pletórica visita y asamblea mañanera en la lampistería del Pozo Sotón de las Madres de la Plaza de Mayo.
Que duraría toda una jornada y contrasta con el toque de turismo de aventuras con que la dirección de la empresa estatal minera ha querido remozar la historia y las luchas en aquel mismo pozo emblemático..
Y que... la Xata la Rifa y su equipo multidisciplinar, ha tenido el mérito, desde el epicentro de la estación de Feve en Carbayín, de hacer confluir y converger a colectivos disímiles, para bailar, para buscar a Villa el personaje más propio de don Ramón María del Valle Inclán.
Para reírse, para llorar y emocionarse sobre el infierno y el paraíso minero, sin evocaciones a la Arcadia, a la aldea perdida del escritor de Laviana Palacio Valdés, para reconocer el aporte social-político-económico de miles y miles de mineros.
Y también las complicidades tejidas para el declive pactado, que vuelve a tener de personaje entrometido, a un sucesor de Llaneza (o eso decía él) como expresión cuasiperfecta del derecho de pernada o de apropiación indebida, de relaciones y creaciones políticas, que se extiende hasta el presente con un presidente autonómico colocado por él.

Con un dinamitador de la caja asturiana puesto por él, con un nuevo y joven secretario de su partido procedente de la cuenca minera con tareas de superar esa estapa traumá-tica para el territorio asturiano... y que ese intento de interpretación, musical, bailable, humorística, acentuadamente poética, haya logrado superar los miedos.
Las amenazas latentes de soma-tenes, el temor a ser mirados y analizados en clave de western, de película, de risa desde el respeto y la pasión de conocer cómo se va a salir del desastre social en que las cuencas mineras han sido convertidas...”<>