Prensa Indigena Inicio

  • Mi4.jpg
  • Prot14.jpg
  • Dec14.jpg
  • Der19.jpg
  • Entre22.png
  • Plan6.jpg
  • Como11.jpg
  • Ni1b.jpg
  • Man11.jpg
  • Pro1.jpg
  • El7-4b.jpg
  • Laven154.jpg
  • Den9a.jpg
  • Ale9a.jpg
  • Vida7a.jpg
  • Muje9c.jpg
  • Cinco20.jpg
  • As14b.jpg
  • Ac19a.jpeg
  • Yu13c.jpg

Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. 25 de octubre.- Comenzó un Paro Nacional Indefinido en Colombia y la Corriente Sindical de izquierda, CSI, ratifica su apoyo a la causa de la paz y de los derechos humanos en Colombia, luego de la reunión entre las personas acogidas por el Programa Asturiano de derechos Humanos y esta organización sindical de Xixón.
La paz precaria de Colombia está en peligro con la re-paramilitarización de los territorios, con el asesinato sistemático y masivo de dirigentes sociales y ambientalistas.
Con las masacres cometidas por la fuerza pública y grupos paramilitares contra campesinos movilizados, excombatientes de las FARC.
Dirigentes sociales (pasa de 60 los asesinados sólo este año, al menos 20 eran sindicalistas), las amenazas de muerte contra dirigentes de partidos políticos de izquierda.
Y un ambiente pre-electoral en el que proliferan los bloqueos del Congreso de la República, de la Fiscalía General y de sectores de las Cortes de Justicia a la aplicación de los Acuerdos firmados por el gobierno con las FARC.
No hay garantías para la vida y comenzó ayer un paro nacional indefinido encabezado por campesinos-as que exigen cumplimiento de los acuerdos de La Habana sobre todo en el tema de entrega y titulación de tierras y sustitución concertada -con desarrollo integral- para acabar con los cultivos ilícitos.
Los indígenas anuncian que se movilizarán desde el 30 de este mes y varios sindicatos están organizando su respuesta para defender el derecho de vivir en paz y con dignidad.
Alertamos a nuestros amigos,as de las redes sociales para que reaccionen ante los atropellos que previsiblemente se producirán en Colombia contra el campesinado y los sectores populares.
Movilizados por la vida, por la paz, por el cumplimiento de la palabra que empeñó el gobierno a nombre del Estado cuando firmó con los Acuerdos con las FARC y con el campesinado en los últimos años.
¡No estamos dispuestos-as a aceptar que “la paz” nos cueste la vida!
Colectivo de Colombianos,as Refugiados,as en Asturias “Luciano Romero Molina”. Xixón, 25 de oct/17-.
<>Paro agrario en Colombia.
Comenzó el lunes en todo el territorio nacional el Paro Nacional Indefinido convocado por el movimiento campesino, se realizarán varias manifestaciones en la capital del Valle, hoy y mañana.
Una de las principales motivaciones de esta movilización, es el rechazo al asesinato de líderes sociales a lo largo y ancho del país.
Hoy en la capital del país, integrantes de los movimientos convocantes del paro nacional se reunirán con Rafael Pardo, ministro del Postconflicto, al que le presentarán el pliego de peticiones y le expresaran las preocupaciones sobre las graves amenazas que se ciernen sobre la paz.
“Cada noticia que llega con la velocidad que hoy permite las redes sociales sobre el asesinato de una lideresa o un líder social en cualquier rincón de Colombia, me genera una desazón…
Un malestar, una profunda tristeza, una rabia, una impotencia, y una pregunta que ya muchas y muchos nos hacemos: ¿qué podemos hacer para detener este nuevo genocidio que se consuma en nuestro país?
Hablamos de genocidio, no como parte de un discurso político, o como una simple descalificación, sino porque efectivamente lo que se viene dando en estos momentos en Colombia corresponde a su definición referida a una aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por causas comunes.

Es decir, en Colombia se viene dando una eliminación sistemática de lideresas y líderes sociales y defensores de derechos humanos relacionada con su actuar en las esferas de lo social y lo político. ... Fueron asesinados y desaparecidos de manera forzada 101 dirigentes, 65 de los cuales estaban en zonas claves para la paz. Zonas rurales del país.
Por eso es el paro.
“Por el mandato ético de que nos merecemos una paz con justicia social y que esta paz ¡no nos puede costar a la vida!”, como ha expresado también el colectivo de refugio Luciano Romero en Asturias.<>