Artículos

Argentina: El asedio que no cesa

(Por Carlos A. Solero)

Recibido de Arysteides Turpana, corresponsal de Prensa Indígena. 21 de septiembre.- La lógica predadora del sistema de capital mercancía es impiadosa y predadora, como señaló acertadamente un célebre pensador, analista de la dinámica económica y social:
La clase de los poderosos: “ha hecho de la dignidad personal un simple valor de cambio y de las libertades una única libertad que le importa, la libertad de comercio.”
El hostigamiento sobre las poblaciones asentadas sobre tierras en cuyo subsuelo hay minerales diversos parece no tener fin.
En efecto, la abundancia de esas sustancias en determinadas zonas bajo dominio del Estado argentino y que escasean en otros lugares del mundo atrajo la atención e inversiones de corporaciones multinacionales de diverso origen: Canadá, Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña y Suiza.
Así como se han dado conflictos en provincias como San Juan y Catamarca por la minería a cielo abierto que contamina los cursos de agua, donde los vecinos reunidos en asambleas enfrentan a las empresas, muchas veces respaldadas por los gobiernos y sus fuerzas represivas.
También en otras se halla el llamado commodity del futuro: el litio, elemento utilizado en la industria electrónica y automotriz para la producción de baterías.
Es posible citar a Salta y Jujuy como ejemplo de espacios geográficos en los que se acecha de continuo a los pobladores ubicados en zonas cercanas a los yacimientos.
Otro tanto ocurre con el reciente desalojo forzado de población de las comunidades mapuches tehuelches de la Patagonia, lugar en el que las petroleras desplazan y emplazan a los pueblos preexistentes de estas tierras arrebatadas por las tropas que encabezó el general Julio A. Roca a fines del siglo XIX.
Es en este contexto en el que cabe ubicar la desaparición forzada del joven libertario santiago Maldonado desde el 1º de agosto de este año.
La lógica predadora del sistema de capital mercancía es impiadosa y predadora, como señaló acertadamente un célebre pensador, analista de la dinámica económica y social:
La clase de los poderosos: “ha hecho de la dignidad personal un simple valor de cambio y de las libertades una única libertad que le importa, la libertad de comercio”
Todo esto debería ponernos en alerta acerca del futuro que se avecina para la mayoría de las mujeres y hombres de a pie. Sombrío por cierto.
Carlos A. Solero. Jueves 21 de setiembre de 2017. <>

 

Joomla template by Joomlashine.com