Artículos

Perú: Murió Mama Angélica, ejemplar luchadora por los desaparecidos

Fuente: https://i.ytimg.com/vi/w1oNPXVkR7E/maxresdefault.jpg / Arreglos: Donofré Chuco.
Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. Servindi, 29 de agosto.- La tarde del 28 de agosto falleció Angélica Mendoza, más conocida como “mamá Angélica”, una mujer que luchó por más de 30 años por la desaparición de su hijo Arquímides Ascarza Mendoza, secuestrado por militares en 1983.
Mamá Angélica, natural de Ayacucho, fundó dos meses después de la desaparición de su hijo la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos (ANFASEP) junto a otras madres en la misma situación.
Esta mujer, por su incansable lucha es digna de llamarla símbolo de búsqueda justicia y verdad por los desaparecidos, muriendo en ese afán a los 88 años de edad, por una severa neumonía según información de su abogada Gloria Cano.
Hace 11 días recién se había logrado justicia con un dictamen condenatorio a dos militares por el caso de desaparición forzada y por más de medio centenar de asesinatos y torturas en su mayoría campesinos y estudiantes.
Para la condena el proceso judicial tardó 12 años, finalmente la sentencia es de 25 y 30 años respectivamente. Cabe resaltar que en el cuartel ayacuchano “Los Cabitos” se encontraron 109 restos humanos en fosas comunes.
Según versión dada por Angélica Mendoza en testimonio a la Comisión de le verdad y Reconciliación (CVR), manifestaba que Arquímedes Ascarza de 19 años fue secuestrado descalzo después de que allanen su domicilio soldados del cuartel “Los Cabitos” un 2 de julio de 1983.
Entonces, Angélica buscó protegerlo, sin embargo fue arrojada al piso siendo intimidada con la amenaza de disparos de bala.
Estas detenciones arbitrarias fueron respaldadas por el fallecido Presidente Belaunde, ejerciendo el jefe militar de Ayacucho políticas de barbarie, torturas y desapariciones.
Conociéndose en el proceso que quemaron en un horno del cuartel “Los Cabitos” a varios cadáveres.
Por los años 1985 Angélica Mendoza encabezó la primera marcha por los desaparecidos junto al premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, de nacionalidad argentina.
Entre sus manos ella llevaba una cruz con la frase “No Matar”, esta marcha fue multitudinaria por población indígena quechua que portaba fotografías de sus familiares desaparecidos.
Por su persistente lucha mamá Angélica incluso fue acusada de formar parte de la agrupación subversiva Sendero Luminoso el año 1990, siendo luego anulado el proceso por carecer de fundamento, según versiones de la abogada Cano.
Ver vídeo: Testimonio de las Audiencias Públicas de la CVR en: https://www.youtube.com/watch?time_continue=7&v=4xpkXNxm558
https://www.servindi.org/actualidad-noticias/29/08/2017/muere-mama-angelica-mas-de-30-anos-luchando-para-alcanzar-justicia
http://pachakuti.org/spip.php?article605 <>

 

Joomla template by Joomlashine.com