(Por Juan Gasparini)*

DNI argentino trucho de Purcell Mena.
Recibido por una gentileza del autor. 16 de agosto.- El chileno Ignacio Purcell Mena, fue detenido en Haití el 21 de julio pasado, tras presentarse en el Consulado de Estados Unidos y solicitar visa para viajar a territorio norteamericano.
El pedido de captura emitido por la jueza federal de Buenos Aires, Sandra Arroyo Salgado, abre un paréntesis en sus andanzas, cuando pretendía entrar tal vez no casualmente en Estados Unidos, donde está preso su hipotético mentor, Monzer al Kassar, condenado en 2009 a 30 años por tráfico de armas, quien purga pena en Nueva York.
En sus correrías Ignacio Purcell Mena ha sabido utilizar un banco suizo de ficción, el denominado “Suisse Bancor Trust”, para una operación inmobiliaria, que está siendo investigada judicialmente en Mendoza, Argentina.
En esa transacción, al parecer, el chileno se sirvió de la falsa identidad argentina de José Alberto Ramos Figueroa, para probablemente ponerse a cubierto de una estafa. Al menos la Superintendencia de Bancos de Panamá, se desmarcó de las actividades ilegales del citado banco suizo de fantasía.
Podría añadirse que, con tal identificación, Purcell Mena dispuso de una cuenta en Bandenia, el “chiringuito financiero” de Madrid que fue clausurado en junio pasado por sus relaciones con narcotraficantes. (1)
Se le atribuyen al personaje oficinas en un barco atracado en el puerto de Barcelona.
Y en esa ciudad reside un estudio jurídico que ostentaría defender sus intereses, al que habrían ido a reclamarle deudas impagas al menos dos víctimas de Purcell Mena que pretenden haber sido expoliadas, por montos que, en totalidad, superan el medio millón de euros: Juan Puigcever Hernández y Ionel Deaconescu.
Cabe agregar que en Barcelona tiene sede la off-shore panameña de Ignacio Purcell Mena, “Consulting International Team SA”, junto a 2 de sus 11 empresas españolas, que se pueden rastrear por Internet. (2)
En la provincia de Mendoza, Argentina, algún miembro de la familia López Motta, surge conjeturalmente como damnificado, por la venta de un campo de 3000 hectáreas en la zona de la Crucesita, Lujan de Cuyo, comprado de palabra por Ignacio Purcell Mena.
Pero puesto a nombre de un tal José Alberto Ramos Figueroa, de origen argentino, no obstante, de bajos recursos, detectado en la provincia de Tucumán, asimismo de Argentina, el cual sería ajeno a los hechos. (3)
Sin embargo, alguien con los datos del disfraz instrumental de Ramos Figueroa, aparece en calle Alarcón 80, Don Torcuato, 1648 Tigre, según el padrón electoral argentino.
Se trata de una localidad del Gran Buenos Aires, donde la jueza Arroyo Salgado desarticuló una banda de fabricantes de documentos de identidad legítimos, otorgados ilícitamente a particulares con otros nombres y apellidos, asentada en un Registro Civil de la ciudad, entre los que apareció el Ramos Figueroa con huellas dactilares de Purcell Mena. (4)
En la transacción mendocina, indiciariamente por una suma en torno a los 600.000 euros, se verificó la intervención del consignado banco de apelativo helvético denunciado por las autoridades de Panamá.
Desencadenados los pertinentes trámites judiciales por estos acontecimientos, se habrían generado tres causas penales en Mendoza, dos por estafa (una archivada), y una tercera por documento y pasaporte adulterados, causas que podrían ser atraídas por la ya existente en la justifica federal de Buenos Aires a cargo de Arroyo Salgado, antes apuntada, para de ese modo unificar sumarios. (5)
El caso del campo de los López Motta, se radicó inicialmente en la fiscalía de instrucción 1 de Mendoza, a cargo del Dr. Carlos Torres, quien habría confiado a una de las proclamadas litigantes que “atrás de Purcell hay algo mucho más grande, que nosotros desconocemos”.
Quizá una velada o fortuita alusión a la intervención del chileno en una trama de narcotráfico a comienzos de esta década, vinculando a la Argentina, Paraguay y España. La red encriptaba el celular argentino de Ignacio Purcell Mena, indicativo 005491167415936, “pinchado” a requerimiento de los policías españoles.
Las escuchas transcribieron significativas conversaciones sobre su potencial intermediación desde Argentina entre los vendedores paraguayos de la cocaína y los compradores españoles, como concluyeran las actuaciones desplegadas desde la Audiencia Nacional en Madrid, consultadas para este reportaje (6)
En fojas de otro expediente de Madrid, que en 2015 le valió a Purcell Mena una condena a 20 meses de privación de su libertad, por estafa y falsedad documental, 150 mil euros de multa, y “comiso del pasaporte falso”, obra el acopio de sus antecedentes en Chile.
Estos destapan que estuvo detenido por “giro doloso de cheques”, “uso malicioso de instrumento privado mercantil”, y “estafa”. Y en ese procedimiento se acompaña paralelamente su ficha española, la cual revela un detalle singular: al declarar en autos su vivienda, Purcell Mena dio la de Monzer Al Kassar en Marbella: Atalaya Rio Verde 4, Puerto Banus. (7)
Purcell Mena no puede despegarse del fantasma de Monzer Al Kassar, quien valga la redundancia geográfica, obtuviera irregularmente en Mendoza su nacionalidad argentina el 31 de diciembre de 1991, de la que fue ulteriormente desposeído, y sentenciado en ausencia a 5 años de cárcel recién en 2009 por “falsedad ideológica”, cometida durante la gestión para conseguir la ciudadanía argentina.
Desde luego, no debe olvidarse que en ese año 2009, como se ha dicho, Al Kassar fue condenado por tráfico de armas a 30 años de cárcel en Nueva York.
En semejante contexto, la situación procesal en Argentina, de quien fuentes concordantes designan su virtual heredero, parece en vías de esclarecimiento.
Falta saber cómo se dilucidará la usurpación del campo en Mendoza, que de momento es un enigma, y habrá que ver si Haití acordará la extradición de Purcell Mena a la Argentina, solicitada por la jueza Arroyo Salgado. (8)
* Juan Gasparini, Ginebra, Suiza, 16 agosto de 2017. Documentalista Andrés Ballesteros.
Notas:
1. Aviso al público de la Superintendencia de Panamá, 31-03-2014, copia en el archivo del autor. Fuentes periodísticas en Mendoza, Argentina. “El Mundo” y “Cinco Días”, Madrid, 6 de junio de 2017. Certificación de la cuenta en Bandenia en el archivo del autor.
2. Las sociedades españolas de Ignacio Purcell Mena son: Wicca Nuevos Negocios SL, Stardust Business SA, Vinell IVY Corporation SL, Bemeteca Nevada SL, Fortuna TV SL, Global Holdback Investments SL, Grupo Show Fame España SL, Immo Holding Banus SL.
Jumaraga SA, Komat Eurogroups SL, Metales y Rocas Barcelona; copias en el archivo del autor, al igual que la panameña Consulting International Team SA. Testimonios al autor de Juan Puigcever Hernández y Ionel Deaconescu.
3. Testimonios confidenciales por correos electrónicos de una damnificada de Mendoza, Argentina; y fuentes periodísticas en esa provincia.
4. Entrevista telefónica a la jueza Arroyo Salgado, 15 de agosto de 2017. Padron.gov.ar.
5. Entrevista telefónica con la jueza Arroyo Salgado, ya citada. Fuentes periodísticas en Mendoza.
6. Testimonios confidenciales de una damnificada de Mendoza antes citados, fuentes periodísticas en Mendoza, Juzgado de Instrucción 2 de la Audiencia Nacional en Madrid, sumario incoado el 24 de octubre de 2011, copia en el archivo del autor.
7. Sentencia 312/15 de la Audiencia Provincial de Madrid, del 23 de junio de 2015, copia en el archivo del autor. Fichas policiales chilena y española de Ignacio Purcell Mena, copias en el archivo del autor.
8. El Sol, Mendoza, 11 de septiembre de 2009. Entrevista telefónica a la jueza argentina Sandra Arroyo Salgado antes citada.
http://www.juangasparini.com/ultima-noticia/detienen-en-haiti-a-ignacio-purcell-mena-supuesto-testaferro-de-monzer-al-kassar/?mkt_hm=1&utm_source=email_marketing&utm_admin=19216&utm_medium=email&utm_campaign=Detienen_en_Hait_a_Ignacio_Purcell_Mena_supuesto_t <>