Artículos

Perú: La sociedad y sus genes

(Por José Diez)

Recibido por una gentileza del autor. 5 de agosto.- Los modelos sociales se han definido a lo largo de una centuria. A lo largo y ancho del planeta. Nadie puede especular de esa realidad.
Los gobiernos europeos fueron muy hostiles contra sus propios ciudadanos; pero supieron volcar una identidad como tal.
Muchas naciones chovinistas del Occidente es la conclusión a la cantidad de siglos transcurridos, de tiempos represivos que constatan la violencia; “la democracia” con zurcidos políticos, la paz, el trabajo y el orden. Conflictos que fueron trazando la unidad y el camino de los viejos colonizadores.
Las huellas dejadas en Asia y el Oriente; y las semejanzas que se puedan comparar, son situaciones absolutamente lejanas y diferentes. Entre el Hindú y el Indonesio, la similitud sería religiosa, pero la diferencia sería la compleja mentalidad social y las castas que vigilan sus tradiciones pretéritas.
Lo mismo pasaría con Pakistán frente a la Arabia Saudita o Líbano.
En estas naciones la presencia europea fue vertiginosa e influyente. Para llegar a sus entrañas de producción ricas en Petróleo y minerales, tuvieron que establecer cierta ligazón con sus jerarquías, ciertos recambios culturales y cierta dosis de corruptela.
La viveza europea fue afincar la presencia de sus cuerpos diplomáticos, con embajadas e instituciones consulares. Hizo notar su presencia de forma particular: Embajada del Reino Unido. Embajada de Alemania. Embajada de Francia, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Austria...
El trabajo diplomático no solo fue un mero trabajo burocrático, ni de conflictos de sus residentes en cuanto a pasaportes o permanencia; fue también un nido para esconder a los profesionales que deberían investigar las características de dicho país con todas sus referencias.
Este cuerpo de aparentes espías, egresados de las prestigiosas universidades de estados unidos y Europa, tuvieron el más estricto y variado entrenamiento político y antropológico con sus agentes. Esto fue la mejor contribución para la poderosa economía euro norteamericana.
Hacerse el bien entre ellos, mantener ese bienestar de países con un pasado corrupto, es lo peor que nos pudo legar las coronas monárquicas y la Iglesia. Defensora en su tradición y pionera ante la sigilosa esclavitud de las almas que sometieron durante la colonización.
Aquel continente de grandes culturas, a fin de cuentas desgraciado hasta la actualidad, es el ejemplo vivo de cómo lo manipulan y trabajan para mantener la desertización creadora de nuestra capacidad intelectual y tener las conciencias postradas a sus pies.
En cuanto a sociedades mundiales no somos ni seremos comparables. Ni en el mismo continente donde nacimos, ahí las mentalidades se abisman y varían unas de otras.
Hasta en el mismo país de origen somos diversos y eso hace difícil la convivencia, pero no para el viejo colonizador que les administra las coyunturas, las ligazones de influencia.
Tal vez sea esta la razón de que mis críticas lastimen la sensibilidad de pueblos cris-tianos y controvertidos en esa rara atmósfera religiosa. Heridas creadas y exportadas por mediterráneos y anglo sajones.
La peste que penetró con libros enciclopédicos, revoluciones de guillotina, de historiadores quijotescos, de mamadas de gallo, de liberté y fraternité, fue la pesadilla más grande. Una panadería gobernada por carniceros del buen vivir.
Esa es la pintoresca historia universal que metieron en las cabezas de turco a los hombres de nuestra América.
Pero yo camino a paso de trovero. Yo doy traspié en la jungla de los industrializados. Utilizo el garrote del conquistador para internetizarlo.
Respeto la inmensidad que realizaron los libertadores y condeno ese amasijo de ratas y traidores, con sus escudos nacionales para proteger robos absurdos y descarados. A sus creencias de impostor, enalteciendo a Dios para sus orgías diabólicas de robos y crímenes dantescos.
Los miserables han fabricado un Dios bastante injusto y con ello, la prensa multimedia, donde se consideran lo mejor de lo mejor.
El independizarnos de España no nos hizo libres, y eso, hubiese sido lo más destacado como acto liberador. Tristemente nos hizo esclavos de su economía ante los testaferros instalados en los gobiernos-mercado de Movistar, Monsanto, Chevron.
Nos diseñó ideologías para confrontarla de cuyos matices prosperó los eczemas de la dictadura.
Democracia no es caminar libre de ataduras, en países donde hay golpes de estado, saqueos, fascismo, violencia estatal, financiado por los dictadores euro internacionales para mantener riqueza, poder y monopilo industrial.
La democracia actual carece de terminología.
¿Qué le pasó a Colón después de -descubrir- un continente equivocado y llenar de tesoros las entrañas codiciosas, de avaricia sin límites y de ambiciones extremas de la Monarquía?
Regresó en su barco cargado de cadenas y condenas.
Es la respuesta que infringen los reinos de la oscuridad hacia los pueblos del mun- do. Les brindó sus riquezas y los condenó a la miseria visceral con sus perros gendarmes cuidando el orden y la injusticia social.
La conducta mundial de los pueblos se estremece entre desequilibrios y confrontaciones brutales. Esa es la expectativa que presenta la realidad despavorida.
Los accidentes que ocurren día a día son numerosas. Las causas son diversas y el miedo es espantoso.
Otro manjar indeseable es el uso desmedido de las drogas, venta y circulación.
No es extraño que Europa Moderna apalanque toneladas de cocaína en los puertos deEspaña, Holanda, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Bélgica. No es de extrañar.
La droga llega como la reina de los mares a petición de Santos Calderón, Kuczynski, el temerario Temer y Machiavelo Macri.
Estos azotes están marcando un realidad inédita junto a la violencia de género, las satanizaciones sexuales, las guerras civiles en el Oriente Medio, la tecnología con uso destructivo, los hacker y sus virus, y eltotal desprecio a nuestra genética humana y a las religiones demonizadas por los sicarios de oficio.
En la prensa francesa señalan el regreso de 300 yihadistas que ese país los incorporó para la destrucción de Siria e Irak. Y tienen la osadía de hablar sobre Derechos Humanos. Lo hace Rajoy, el español con parálisis mental. No piensa y cuando piensa excrementiza.
Estos pasos peligrosos vienen acompañados por las fracturas económicas de las potencias industrializadas y la paralización parcial del mercado de hidrocarburos.
La presencia de la debacle y la total anarquía se traduce en estos fenómenos que hemos mencionado.
Estos conflictos de la industria se manifiesta también en los sobre excesos de lasempresas que apoyan la manipulación genética alimentaria, que originan a la larga, severas enfermedades cancerígenas y atrofias en el sistema nervioso y muscular.
Otro mal de nuestro tiempo son las computadoras hackeadas por expertos en destruir sistemas operativos. Los ha convertido en fantásticos criminales para bloquear e infectar las informaciones virtuales almacenadas.
Los programas se han encontrado con potentísimas hienas virtuales que penetran en los ordenadores devorando datos e información del sistema. El cerebro se descompone y corroe el tejido electrónico de estos aparatos.
Tan frágil son estos inventos sofisticados, para que una cadena internacional caiga en la trampa, con solo abrir y caer en las redes del colosal ku klux klan electrónico. Son ladrones virtuales y verdugos de proyectos fascistas.
Las pruebas están en el golpe de Estado en Brasil y en los cómputos electorales de Argentina.
En cuanto a la guerra química, para los santos que arrojaron bombas nucleares en hiroshima, son ejemplos de seriedad y honradez e incapaces de utilizar bombas contaminantes en otras regiones del mundo.
Pero la verdad está muy lejos de estas suposiciones, porque no hace más de dos semanas la utilizaron en Siria contra los civiles.
Humanidad cuando serás susceptible ante estos atropellos de la enajenación.
Tales son los problemas que enfrenta la humanidad de estos tiempos y, sobre todo, los traumas religiosos, el odio entre las etnias de África, vergonzoso y carente de humanismo; cuyo único culpable es el dólar comprando sus riquezas.
Pero cómo hablar de Derechos Humanos cuando esa joyita de Carla del Ponte, la inquisidora y mentirosa.
Una mujer sin escrúpulos y autoritaria, la designaron representante de crímenes contra lesa humanidad y hoy día, Japón celebra los 72 años, cuando sus fieles representantes del crimen lanzaron las dos bombas atómicas en ese país.
Quiere decir, que Carla del Ponte defiende absolutamente a los criminales dueños de las economías de todo el planeta. Ellos tienen licencia para matar y los otros de recibir ráfagas de metralla. Son criminales de alta costura.
Las bárbaras injusticias son dueñas del mundo. Se alimenta de la debilidad de hombres y naciones, y con toda probabilidad de la naturaleza en general.
Notamos los imparables vertidos de plástico en los ríos y los mares. Siguen vaciando los océanos que nos entregan el alimento contaminado y químico, porque es la orden industrial del consumo.
Los viejos depredadores de África han exterminado leones, panteras, leopardos, gorilas, elefantes, rinocerontes, jirafas, durante décadas. Ahora se les considera animales protegidos.
A los descendientes africanos en los estados unidos, los cazan como animales salvajes, debido a su tradicional sentido racista y discriminatorio. Deportan a los mexicanos como si fueran odiosos e indeseables delincuentes. Y odioso e indeseable son ellos, vestidos de tamaño y perfección demencial.
El control contra los ciudadanos pesa como 100 toneladas de desconfianza, sean blancos, negros, ceniza, cobrizos y amarillos.
Ese país tiene una libertad hecha a su modo. Ni siquiera en los papeleos oficiales de extranjería tiene un ápice de trato social. Son perros vestidos de funcionarios cuyos niveles de educación y comportamiento carecen de nivel.
Lo curioso que he podido advertir, observar, en esta gobernación de Trump, el an tipático e indeseable; que ciertos latinos que llegaron a Europa estén de acuerdo con su política migratoria.
Mirándoles la facha de estas criaturas uno se pregunta, pero, si este gobernante los quiere barrer de aquel país; y para permanecer dentro de ella tendrá que ser hipócrita y farsante con el resto de su etnia.
Un latinaje que se muerden entre ellos para mantener su estatus de samaritana y de judas iscariote.La inconsciencia y la irresponsabilidad norteamericana avanza como un tornado en las Naciones Unidas.
Esta nación obliga a las otras a justificar su sanguinaria política de todas las cruces y de todos los credos religiosos.
De qué sirven Iglesias monumentales cuando la repugnancia humana ingresa con cara de cerdo en el recinto de espacios fríos y carentes de espiritualidad. Soy testigo de esa presencia escalofriante.
A mi espíritu lo he embriagado de amor y respeto. Está orientada por un severo camino de nobleza. ¿Qué ser humano no ha cometido pecados frente a las adversidades de este mundo, incoherente y oscuro?
Más de la mayoría. No se necesitan seres extraterrestres para el arrepentimiento, ni hostias que purifiquen el cuerpo. Por eso me respeto, y como corren los tiempos, a mi propia vida la defiendo ante el peligro, como sea.
Lo peor se nos está cayendo encima como una maldición de las almas que vivieron el espantoso camino del capitalismo. Cuántos de ellos murieron explotados en las minas de carbón, de diamantes, de cobre, de oro, de plata, etc.
Los que mueren en la actualidad escapando de las guerras miserables ahogados en el mar, por buscar una tierra diferente. Los masacrados por el odio de las metrallas de la ONU en Afganistán, Siria, Irak, Yemen, Kurdistán. Los que cayeron bajo las grotescas dictaduras continentales de ayer y de hoy.
Estados Unidos siempre torpedea la buena voluntad de los pueblos que humilla con sabotajes, intervenciones, injerencias, protocolos desleales, etc. Todo el horror de la vida ya no encuentra paz, esperanza, ni libertad soñada.
Los hombres viven simplemente, como una necesidad más de los sueños.
Por eso utilizan la muerte bastante indigna como la mensajera absurda y cruel de estos tiempos actuales.<>

 

Joomla template by Joomlashine.com