Artículos

Mundo: Negocios tropicales

(Por José Diez)

Recibido por una gentileza del autor. 17.06.2017(¿).
Homosapiens, reconócete como un impostor
de negocios en clonaciones genéticas y en
tráfico de órganos.
 
¿Quién te dijo que el hombre era inteligente
cuando aprendiste a caminar derecho? ¿Quién?
Eres un triste vendedor de ilusiones por la
avenida Rivadavia, por la calle del Cartucho.
Desde 1,492 caminas torcido por donde vas
y te estás encorvando por ser un delincuente
de laboratorio, algo común en la raza
neandertal.
Arráncate la máscara homosapiens, eres
demasiado perfecto según tú, para sumergirte
en la idiotez de esta carnicería transgénica
carente de insumos para el consumo.
Tus ilusiones es un cartón de marihuana, ya
que tu inteligencia es un computador infectado
de galerías comerciales.
Las vaginas hidráulicas son perfectas eyectoras
de misiles de mediano alcance, intensificando
la insurrección de la líbido por metro cuadrado.
El Homosapiens ha dejado sus hábitos
prehistóricos y se ha modernizado con la
incapacidad masculina de transexual y agente
secreto.
Homosapiens, la bisemia de tu personalidad
va en aumento, enganchada a las historias
de Edipo y a las masturbaciones de Cleopatra
en los coliseos de prostitución y delincuencia.
¡Ay! Poeta, nos llenaron de historias miserables,
de malditos y chantajistas soñando una
sociedad atormentada y rastrera, decadente
y capitalista.
Érase una vez un continente...
y sigue llorando el alma en la puerta del bar
de los desengaños.
Vivo o muerto los seguiré condenando a su
destrucción perversa e inadmisible.
El Homosapiens es un Satanás nacido para
la guerra sin brújula ni variantes.
Corea del Norte quiere la paz, y los asesinos
de Hiroshima la guerra.
Han pasado 72 años desde entonces y el apetito
del crimen es incontenible en el corazón de
américa latina, oriente medio y asía.
No importa saber quién soy, ni de donde vengo
ni por donde voy...
Si Estados Unidos ataca Corea, Corea del Norte
le responderá.
Si vagabundo es el propio mundo que va
girando en un cielo azul...
Al destino del mundo lo han hecho así•
Joomla template by Joomlashine.com