Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena.org – 17 de mayo.- La CSI pide a la Comunidá internacional que sofite a les y los 1600 presos palestinos en cárceles israelines en fuelga fame por “llibertá y dignidá” dende’l 17 d’abril.
 
Les y los prisioneros políticos tán reclamando accesu dafechu a atención médica, fin a les situaciones d’abusu de los sos derechos, un aumentu na cantidá y duración de les visites familiares, accesu a asesoramientu xurídicu, asuntos cubiertos por lleis internacionales’bout derechos humanos.
Les y los fuelguistes demanden tamién accesu a tribunales de xusticia y que se ponga fin al confinamientu solitariu y alministrativu.
Les cárceles israelines abelluguen a más de 6500 preses y presos políticos palestinos, incluyendo 300 neños, 70 son neñes, y más de 500 prisioneres y prisioneros tán baxo detención alministrativa. Asinamesmo, alrodiu 900 sufren enfermedaes físiques cróniques y tienen necesidá de tratamientu médicu urxente.
La CSI refuga y conderga la represión que enfrenten les y los prisioneros en fuelga fame y dalgunos problemes de salú que tán padeciendo, como deshidratación, presión arterial baxa, dificultaes cardíaques e imposibilidades pa caleyar.
La CSI responsabiliza a Israel polos sos tratos inhumanos y desixe que se respeten les lleis internacionales y humanitaries, particularmente el Cuartu Conveniu de Xinebra, relativu a la protección debía de civiles en tiempos de guerra, les Regles mínimes pal tratamientu de les y los reclusos de Naciones Xuníes, la liberación darréu de les y los deteníos enfermos, especialmente aquelles y aquellos con diversidá funcional.
La CSI sofita la demanda de llevar el tema de les y los presos palestinos n’Israel a la Corte Penal Internacional, al Conseyu de Derechos Humanos de Naciones Xuníes, y a les Naciones Xuníes como organismu xeneral, pa responsabilizar al Estáu israelí poles sos graves violaciones de los derechos humanos.
La fuelga fame’tis una forma de resistencia pacífica y les ellementales demandes de les y los prisioneros palestinos básense na llei internacional.
El 1º de mayu, la Federación Sindical Mundial asoleyó una declaración de sofitu a les y los presos palestinos, a la que se xunió la Confederación Sindical Internacional.
Esta selmana cumpliéronse 69 años de la proclamación del Estáu d’Israel, que pal pueblu palestín significó la “Nakba” (catástrofe). Les fuerces sionistes destruyeron 500 llocalidaes árabes, asesinaron a 13 000 persones, firieron a 30 000 y expulsaron de les sos tierres y hogares a 800 000 (la mitá de la población palestina).
Palestina Vencerá. Palestina Solidaridá.
++++
«»La CSI se solidariza con las presas y presos palestinos que cumplen un mes en huelga de hambre.
La CSI pide a la comunidad internacional que apoye a las y los 1600 presos palestinos en cárceles israelíes en huelga de hambre por “libertad y dignidad” desde el 17 de abril.
Las y los prisioneros políticos  están reclamando acceso total a atención médica, fin a las situaciones de abuso de sus derechos, un aumento en la cantidad y duración de las visitas familiares, acceso a asesoramiento jurídico, asuntos cubiertos por leyes internacionales sobre derechos humanos.
Las y los huelguistas demandan también acceso a tribunales de justicia y que se ponga fin al confinamiento solitario y administrativo.
Las cárceles israelíes albergan a más de 6500 presas y presos políticos palestinos, incluyendo 300 niños, 70 son niñas, y más de 500 prisioneras y prisioneros están bajo detención administrativa.
Asimismo, aproximadamente 900 sufren enfermedades físicas crónicas y tienen necesidad de tratamiento médico urgente.
La CSI rechaza y condena la represión que han enfrentado las y los prisioneros en huelga de hambre y algunos problemas de salud que están padeciendo, como deshidratación, presión arterial baja, dificultades cardíacas e imposibilidades para caminar.
La CSI responsabiliza a Israel por sus tratos inhumanos y exige que se respeten las leyes internacionales y humanitarias, particularmente el Cuarto Convenio de Ginebra, relativo a la protección debida de civiles en tiempos de guerra, las Reglas mínimas para el tratamiento de las y los reclusos de Naciones Unidas, la inmediata liberación de las y los detenidos enfermos, especialmente aquellas y aquellos con diversidad funcional.
La CSI apoya la demanda de llevar el tema de las y los presos palestinos en Israel a la Corte Penal Internacional, al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y a las Naciones Unidas como organismo general, para responsabilizar al estado israelí por sus graves violaciones de los derechos humanos.
La huelga de hambre es una forma de resistencia pacífica y  las elementales demandas de las y los prisioneros palestinos se basan en la ley internacional. El 1º de mayo, la Federación Sindical Mundial emitió una declaración de apoyo a las y los presos palestinos, a la cual se unió la Confederación Sindical Internacional.
Esta semana se cumplieron 69 años de la proclamación del Estado de Israel, que para el pueblo palestino significó la “Nakba” (catástrofe).
Las fuerzas sionistas destruyeron 500 localidades árabes, asesinaron a 13 000 personas, hirieron a 30 000 y expulsaron de sus tierras y hogares a 800 000 (la mitad de la población palestina).
Palestina Vencerá. Palestina Solidaridad.
https://csiinternacionalistes.wordpress.com/2017/05/17/160/