(Por Mumía Abú-Jamal)

PLCefe, 7 de abril.- Ha empezado. Hoy fue el segundo día desde que empecé el tratamiento del régimen de drogas de acción directa contra el virus, DAAD, (sigla del nombre en inglés), diseñado para eliminar la hepatitis C de mi sistema. 
 
Ustedes, el Pueblo, hicieron esto posible.
El Pueblo llenó dos salas del tribunal en Scranton, Pensilvania, en diciembre de 2015.
El Pueblo apoyó a nuestros abogados, Bret Grote, del Centro de Abogados Abolicionistas, de Pittsburg, y Bob Boyle de la Ciudad de Nueva York.
Así como también el Pueblo apoyó al Doctor Joseph Harris, M.D., que me diagnosticó mientras yo cabeceaba entre dormido y despierto en silla de ruedas en la sala de visitas de la prisión.
Y después, testificó como experto en nuestras audiencias en la Corte de Scranton.
Ustedes, el Pueblo, enviaron amor, oraciones, cartas, dinero y fuerza para todos nosotros, por lo que las palabras, "Les doy las gracias!" palidecen en comparación. 
Sin embargo, quiero decirles con sentimiento profundo, ¡Muchas gracias!
La batalla no ha terminado, pero este es un muy buen comienzo.
--© ‘17maj
Traducción libre del inglés enviado por Fatirah Aziz, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., hecha en Refugio Del Río Grande, Texas•