• Cond3b.jpg
  • Movi1a.jpg
  • Ava17.jpg
  • Hid11b.jpg
  • In3.jpg
  • Acu15c.jpeg
  • Lasam16.jpg
  • Ase6.jpg
  • Can10.jpg
  • Hid11a.png
  • Dequi12.jpeg
  • Li10.jpg
  • Ai2a.jpg
  • Loo10.jpg
  • Mex4a.jpg
  • Conla15.jpg
  • Pre5b.jpg
  • A25-4.jpeg
  • Eldi5.jpg
  • A10-6a.jpeg
Recibido de Mercedes Aguilar, 13 de abril.- En la guerra es imprescindible. Para la paz en Colombia. Reparación y no Repetición- Propuesta de la organización Madres del Mundo por la Paz de los Pueblos en el Congreso Binacional Fronterizo celebrado en San Cristóbal, Táchira.
 
Se basa en la declaración suscrita por  Gobierno de Colombia y las FARC-EP que  afirma que “son millones los colombianos y colombianas victimas del desplazamiento forzado” -cuya mayoría son mujeres, dicen las madres.
«»Congreso Binacional de Mujeres por la Paz.
“Nosotras, Madres del Mundo por la Paz de los Pueblos, nos reunimos el día de hoy, 8 de abril en la ciudad de San Cristóbal del estado Táchira con la intención de reafirmar nuestra auténtica solidaridad revolucionaria con las hermanas colombianas y sus familias que han sufrido desplazamiento forzado ante el conflicto armado por más de sesenta años y que da pasos en firme para llegar a su fin.
Es importante destacar que, el gobierno de Colombia y las FARC-EP anunciaron el 24 de agosto de 2016 en Cartagena el “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”.
Al respecto, es necesario recordar el Plebiscito Consultivo donde triunfó el NO, resultado que motivó la redacción de una versión donde se introdujeron nueve folios a las 297 páginas del documento  original, introduciendo cambios que fueron aprobados el 24 de noviembre del 2016.
Se constata que en ambos documentos, permanece el punto 5 titulado: “Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición”, sección del acuerdo Colombia-FARC-EP en la que se comprometen a “Resarcir a las victimas".
Esto como centro del acuerdo entre el gobierno nacional y las FARC-EP, así como “Restablecer los derechos de las víctimas y transformar sus condiciones de vida en el marco del fin del conflicto (y) parte de la construcción de la paz estable y duradera”.
Recordemos que entre los factores de afectación de la población civil colombiana, (en especial sus mujeres) se encuentra el desplazamiento forzado desde sus viviendas a otros lugares de Colombia y hacia países vecinos.
Asunto que se destaca en la declaración del Gobierno de Colombia y las FARC-EP que  afirma que “son millones los colombianos y colombianas victimas del desplazamiento forzado”.
Venezuela ha recibido una migración económica colombiana desde los años sesenta y tuvo sus máximos niveles en la década de los setenta con el boom petrolero. Décadas en que recibimos a nuestros hermanos y hermanas quienes huían por razones de conflicto.
Es con la llegada de la Revolución Bolivariana y el humanismo de nuestro comandante Chávez que se dio un tratamiento digno y amoroso a las personas desplazadas.
En los últimos años han venido al país colombianos y colombianas víctimas del conflicto armado del hermano país y el gobierno Bolivariano implementó en el marco de sus políticas, programas y líneas de acción ,medidas concretas y legisló en la materia.
Es así como, muchos de ellos han recibido la condición de  refugiados de acuerdo al estatuto correspondiente de las Naciones Unidas ejecutado por ACNUR y también los hemos atendido en cumplimiento de la Ley Orgánica sobre Refugiados y Refugiadas y Asilados o Asiladas de la República Bolivariana de Venezuela.
En consecuencia, nosotras presentes y como movimiento Madres del Mundo por la Paz de los Pueblos y en cumplimiento de nuestro carácter feminista, internacionalista y antiimperialista, hemos decidido presentar un conjunto de acciones que faciliten y promuevan la Ejecución de las siguientes propuestas:
Por parte del Estado colombiano para la ansiada y merecida restitución de las condiciones de calidad de la vida a sus connacionales y que contemplen el Retorno Voluntario de Refugiados y Refugiadas, Desplazados y Desplazadas por el conflicto colombiano.
En este sentido proponemos a los gobiernos de Colombia y Venezuela inicien las acciones conducentes a la coordinación para el retorno voluntario de las víctimas del conflicto que se encuentran en nuestro país.
A quienes Venezuela ha reconocido sin cortapisas ni excusas sino de manera amorosa, sus derechos, en la salud, educación, trabajo, vivienda, jubilaciones y pensiones, y todos los beneficios en materia de seguridad social.
Asunto que se complementaría con el debido apoyo institucional colombiano para que les sea garantizado un merecido y digno  encuentro con sus lugares de origen y con sus familiares.
Estimamos fundamental se eviten acciones que puedan generar angustias durante el proceso de retorno y reencuentros en su  suelo patrio.
Por ello, nosotras, Madres del Mundo por la Paz de los Pueblos sugerimos a los gobiernos de la República Bolivariana de Venezuela y a la República de Colombia, tomando en cuenta que somos pueblos hermanados por la historia de libertad.
Sea creada una comisión paritaria que estudie cada caso voluntario de retorno que pudiera presentarse y se considere su traslado, el de su grupo familiar, así como los bienes que deseen llevar consigo y demás asuntos que deriven del posconflicto colombiano.
Así mismo, se esperarían las mejores condiciones en Colombia para la reinstalación en sus lugares de origen. Insistimos, en que sean quienes por voluntad propia, decidan retornar.
Instamos a todas las Madres del Mundo, a todos los movimientos por la Paz de los Pueblos, su libre determinación, Libertad, Independencia y Soberanía, así como a aquellas organizaciones internacionales.
Dignas representantes de sus naciones y no de intereses trasnacionales, coadyuven, levanten su voz y se pronuncien frente a esta iniciativa asumida entre el gobierno colombiano y las FARC en su Acuerdo de Paz que consideró el retorno de sus connacionales desplazados.
Nuestra propuesta obedece y corresponde en claro e inequívoco respeto a los principios y normas de Derecho Internacional que descarta el uso y amenaza de cualquier tipo de fuerza en nuestra región y corresponsablemente nos compromete y obliga promover la solución pacífica de las controversias y conflictos y la restitución de la dignidad de las personas afectadas.
Unidas en Batalla contra las injusticias del Capitalismo  Patriarcal, Levantamos nuestra Voz como  Movimiento Feminista, Antiimperialista y Profundamente  Chavista
En la  Republica Bolivariana de Venezuela, a los 08 días del mes de abril del año 2017.”•