El Dr. Laurent Subilia, especialista en heridas de guerra, atiende a Waikilaf Cadín Calfunao.
Imagen: Yvain Genevay.
Juan Paillaléf Lof, 6 de marzo.- Herido por un tiro de la policía chilena, Waikilaf Cadín Calfunao está en Ginebra para ser atendido por un experto en heridas de guerra.
Entrevista de Jimena Reyes, de la Fédération Internationale des Droits de L’homme
Traducción al castellano: Arysteides Turpana
 
¿Cuáles son los riesgos de este conflicto?
La historia de los mapuches es también la historia de muchas comunidades autóctonas. Se las empuja fuera de sus tierras por las autoridades regionales, que hacen prevalecer sus intereses económicos.
¿La Federación Internacional de los Derechos del Hombre interviene también?
Si. Hace algunos años, defendimos a cinco mapuches, condenados por terrorismo. Ganamos y se culpó al gobierno nacional como el culpable por discriminación racial.
¿Quién es el responsable de las violencias?
La fuerza pública, igualmente el poder judicial, que se comporta de una forma discriminatoria frente a los mapuches.
La postura correcta y el andar seguro, a pesar de la muleta que lo soporta, Waikilaf Cadín Calfunao es todo de un revolucionario.
El hijo de Juana Rosa Calfunao, jefe espiritual de la comunidad indígena mapuche en Chile, ha mantenido un aire serio sobre la plática que tuvimos ayer por la mañana con él.
El hombre de 35 años de edad se encuentra actualmente en Ginebra para ser tratado por una herida de bala en la pierna.
Es un golpe duro que se remonta desde el 28 de enero, tras el disparo de la policía chilena de Temuco, zona en la que vive, al sur de la capital Santiago. "Con cuatro generaciones ya, todavía estamos defendiendo nuestra tierra contra las autoridades locales.
Fui herido por disparos por defender a mi madre detenida por oficiales por habérseles enfrentado, dijo. El proyectil explotó en mi pierna, donde aún se encuentran decenas de fragmentos.
Dado que no tengo acceso a tratamientos específicos para este problema en mi país, he hecho el viaje para ver a un especialista”.
El Dr. Laurent Subilia, de la Fundación Autonomía, experto en heridas de guerra, tomó a su cargo la llegada de Waikilaf Calfunao. Desde su oficina en la rue des Voisins en Plainpalais, este médico militante trata  de aliviar el dolor del mapuche.
"Algunos fragmentos de balas se encuentran todavía en sus articulaciones y deben ser retirados, dijo. También tiene, desde hace tiempo, una fractura en la mandíbula. En el pasado traté a su madre por el mismo tipo de lesión”.
«»Un médico militante.
Y para aclarar: "Es muy difícil conocer el umbral de la incomodidad de un mapuche. La noción de dolor individual no existe para ellos. La comunidad siempre es lo primero.
Una declaración que confirma su paciente. "No conozco ni el miedo ni sufrimiento físico”, dijo. “Estoy acostumbrado a las llamadas de la policía desde mi infancia”.
Un rechazo a la intimidación que el activista tiene la intención de mantener durante las tres semanas que le quedaban para estar en Suiza: "También estoy aquí para denunciar la violencia que azota a mi pueblo.
Y con la ayuda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, espero que con mi presencia aquí se abra la puerta para curar a otros mapuches heridos como yo ", dice con sus penetrantes ojos. (Le Matin).
++++
Wallmapu Futa Trawún, Mensaje de Juan Paillaléf Lof, Reconstruyendo nuestra nación, recuperando nuestro territorio, cuidando las formas de vida en nuestra Madre Tierra. Zuyituain Kuifike Kimün. Wallmapu Futa Trawún. Recogiendo nuestro conocimiento ancestral•