• Ele17.jpeg
  • Ara6.jpg
  • Mil4.jpg
  • Cada5c.jpg
  • Dequi12.jpeg
  • 18a2.jpg
  • Una8c.jpg
  • Loso10.jpg
  • Pres20.jpeg
  • Go6a.jpg
  • Ase6.jpg
  • Hace11a.jpg
  • A10-6b.jpeg
  • 20de15b.jpg
  • Cor5.jpg
  • Mexi7.jpg
  • Cambi13a.jpg
  • Ava17.jpg
  • Enla22d.jpg
  • Hoy5c.jpg

(El Tribuno)

Cuatro de los integrantes de la Asociación visitaron la redacción de El Tribuno/ Walter Echazú.
Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena.org - 6 de febrero.- Desde la Asociación de Propietarios de Fincas de los Valles Calchaquíes señalaron que muchos campos de sus afiliados están siendo reclamados por "supuestos aborígenes" que no poseen los títulos de los terrenos.
 
Los conflictos por las tierras siguen siendo un tema candente en la provincia de Salta. Ocurre que la Asociación de Propietarios de Fincas de los Valles Calchaquíes denunció que son cada vez más los terrenos que están siendo usurpados por "falsos aborígenes".
El argumento de las personas que reclaman la titularidad de las tierras es que les corresponden a ellos por una cuestión "ancestral".
Sin embargo, los dueños que poseen títulos de propiedad aseguran que estas personas -que no tienen ningún papel legal sobre los terrenos- "no estaban allí antes como ellos dicen".
La disputa por la titularidad de las tierras está provocando parates de larga duración en la producción de esos campos.
"Si llego a sembrar me van a hacer daño, tengo mi campo de Fuerte Alto Cachi parado hace dos años", señaló a El Tribuno Carlos Enrique Portal, presidente de la Asociación.
La discusión, que no es nueva, parece haberse profundizado en los últimos meses, con la imputación de nueve personas acusadas de ejercer violencia en diversos campos salteños.
"Mi problema es igual que el de cualquier socio, sufrimos usurpaciones, AMENAZAS de muerte y daños.
Hace dos semanas me destrozaron 200 metros de cerca olímpica, antes me destrozaron acequias y la represa comunitaria", agregó Portal.
La organización de propietarios de fincas de los Valles ya cuenta con más de cuarenta afiliados a su causa y se constituyó básicamente con un fin: unificar todos los reclamos de presuntas usurpaciones para ejercer mayor poder de fuerza.
«»Otros testimonios.
En declaraciones a este diario, Guillermo Colque, titular de un campo en Potrero de Payogasta, señaló que pese a tener juicios ganados sigue sin poder explotar comercialmente su campo por temor a destrozos.
"Ellos (los supuestos ocupantes ilegales) antes no decían que eran aborígenes, pero cuando gané el juicio se tenían que agarrar de algo y se declararon aborígenes", explicó Colque.
Y agregó: "Nosotros estamos de acuerdo con las comunidades aborígenes, pero con las reales, no con usurpadores disfrazados de aborígenes".
Cristian Ammann, propietario de un terreno en Las Pailas, compró su campo en 2013 con estudios, títulos y sin ocupantes. Hoy la situación es bastante más compleja.
"Los supuestos aborígenes que reclaman la titularidad de mis tierras aseguran que estuvieron antes que los españoles, pero eso no es así", sostuvo Ammann. Y agregó:
"Salta no los reconoce como originarios, entonces fueron al INAI y obtuvieron la personería jurídica. Yo no puedo construir porque no quiero perder más plata por miedo que me lo tiren todo abajo"•