Prensa Indigena Inicio

  • Sin6.png
  • As14c.jpg
  • Ref15.jpg
  • Laven155.jpg
  • Viola12.png
  • Amlo11.jpg
  • Den9c.jpg
  • Comun5.jpg
  • Sec12.jpg
  • Con12.jpeg
  • Alta9.jpeg
  • Comu5.png
  • Bos12.jpg
  • Muje9b.jpg
  • Paga9.jpg
  • Abo1.jpg
  • Nue8.jpg
  • Ni6.jpg
  • Laven154.jpg
  • Mi4.jpg

Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena.org – 23 de enero.- Con motivo del juicio a los presos políticos saharauis del grupo Gdeim Izik, la Asociación Asturiana de Solidaridad con el pueblo saharaui ha convocado una concentración delante del teatro Campoamor en Oviedo.
 
El mismo día del reinicio del juicio, que fue aplazado en diciembre, contra 24 saharauis que fueron detenidos durante el campamento de Gdeim Izik-Campamento Dignidad,  después de su desmantelamiento por parte de Marruecos el 8 de noviembre de 2010.
Este campamento se levantó a las afueras de El Aaiun ocupado, capital del Sahara Occidental, por más de 20.000 saharauis para reclamar sus derechos sociales, civiles y políticos y tras 2 meses fue brutal y violentamente destrozado por las fuerzas de ocupación marroquís.
Ante la pasividad de España y complicidad del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en relación a los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado, el pueblo saharaui denuncia la ilegalidad de este juicio contra los defensores de los Derechos Humanos.
Tras más de seis años en prisión, los 24 imputados se enfrentan de nuevo a las acusaciones de “formación de banda criminal, violencia contra la fuerza pública con resultado de muerte y mutilación de cadáveres”.
En 2013 un tribunal militar los había condenado a penas de entre 20 años de cárcel y cadena perpetua, pero el juicio fue declarado nulo por incompatibilidades -los 24 acusados son civiles-, la falta de pruebas y la presión internacional.
 
Tal y como sucedió en ocasiones anteriores, las autoridades marroquíes pusieron trabas a la presencia de observadores internacionales.
Francisco Serrano, uno de los cuatro abogados españoles enviados por el Consejo General de la Abogacía Española para observar el juicio, fue retenido a su llegada a Tánger,  pero finalmente la policía le dejó asistir al macrojuicio.
De momento el tribunal no ha aceptado las denuncias de organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que destacan el carácter político de este juicio y aseguran que los 21 encarcelados -uno de los tres acusados en libertad condicional, el joven Hassana Aalia, vive en España, aunque el gobierno español rechazó su petición de asilo- son víctimas de múltiples violaciones y torturas físicas y psicológicas en la cárcel con las que habrían forzado sus confesiones.
La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS) convocó manifestaciones, entre ellas la de Asturias,  en quince ciudades de España.
El campamento Gdeim Izik fue el precursor de la Primavera Árabe, según varios analistas y pensadores, incluido Noam Chomsky, y el episodio más violento entre marroquíes y saharauis desde que el Frente Polisario y Rabat firmaron el alto el fuego en 1991.
Para organizar un referéndum de autodeterminación que dirima el futuro del último territorio africano pendiente de descolonización y cuya soberanía, en términos legales, sigue correspondiendo a España.
"Sahara Libre", "Sahara Libertad-Polisario Vencerá", "Sahara Autodeterminación", "Referendum ya", "Labadil Labadil Antamrir al Massir" (No hay otra solución que la autodeterminación), fueron algunas de las consignas coreadas por personas solidarias con el Sahara y saharuis residentes en Asturias.

Diputadas y diputados, concejales de Oviedo, Lllanera, Avilés y Mieres, y la directora de cooperación del gobierno asturiano participaron el la acción solidaria con los presos políticos•