Artículos

México: Concluye peregrinaje de indígenas en San Cristóbal de Las Casas


(Por Elio Henríquez, corresponsal)

La movilización finalizó a las 14 horas con una misa en la que participaron varios sacerdotes y religiosas de la diócesis de San Cristóbal. Foto Elio Henríquez.
Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena.org – La Jornada, San Cristóbal de Las Casas, Chis., 25 de noviembre.- Después de peregrinar a pié y en vehículo durante 12 días por once municipios para expresar su oposición a los proyectos extractivos.
 
Pedir por la paz y por la defensa de la madre tierra y la vida digna de los pueblos originarios, más de mil indígenas arribaron a esta ciudad y dieron por concluida la movilización con un mitin y un pronunciamiento en el que informaron su decisión.
De sumarse a la propuesta del Congreso Nacional Indígena de consultar en nuestras comunidades sobre la decisión de participar en las próximas elecciones presidenciales con una candidata indígena independiente.
"Compartimos el mismo objetivo y creemos que es necesario fortalecer la voz de nuestros pueblos indígenas en la agenda política; por eso queremos llevar esta iniciativa a nuestras comunidades y municipios", dijeron.
Agrupados en el Movimiento en Defensa de la Vida y del Territorio (Modevite), los peregrinos comenzaron el recorrido el 14 de este mes en el municipio de Salto de Agua, ubicado en el norte de Chiapas.
Luego de visitar 11 municipios en los cuales se les fueron sumando otros pobladores, los peregrinos encabezados entre otros por el sacerdote Marcelo Pérez Pérez, párroco del municipio de Simojovel y vicario pastoral de social diocesana, entraron a esta ciudad a las 12 horas, luego de caminar más de 12 kilómetros desde la comunidad de Rancho Nuevo.
A la entrada de esta ciudad se les sumaron cientos de integrantes de otras organizaciones, entre ellas de mujeres, maestros, estudiantes e integrantes de la diócesis de San Cristóbal, por lo que el contingente superó las dos mil personas.
Durante un mitin efectuado a un costado de la catedral, los peregrinos afirmaron que "el problema con el gobierno no es sólo que no entiende nuestras culturas, sino que quiere dividirnos, nos enfrenta y atenta contra nuestra vida comunitaria".
En un pronunciamiento, agregaron que "ya no es posible acabar con el mal gobierno desde cada municipio ni luchar contra el gran capital desde cada trinchera, sino que es necesario que cada pueblo sienta suyo el problema de otra comunidad".
Manifestaron que "la organización comunitaria es nuestra arma contra la división, la cura para el miedo y para alimentar la esperanza entre nuestros pueblos.
Como pueblos originarios sentimos que nuestra pertenencia comunitaria a la Madre Tierra es nuestra espiritualidad, por lo que creemos que no sólo tenemos que denunciar la destrucción de nuestro territorio por la ambición de los proyectos extractivistas, sino cuidarla, través del fortalecimiento de nuestras raíces comunitarias".
Abundaron: "Nos sentimos llamados a denunciar los signos de muerte que aparecen en nuestro territorio y anunciar el espíritu de vida comunitaria que surge de nuestra cultura. Somos pueblo creyente en movimiento".
Expresaron que han reflexionado "sobre el sistema de partidos que parten a la comunidad y por eso buscamos otras alternativas, como el gobierno comunitario.
No sólo buscamos la autonomía, sino que queremos una autonomía comunitaria, que rescate la herencia cultural que nos dejaron nuestros abuelos".
El sacerdote Marcelo Pérez, de origen tzotzil, explicó que el grupo de base de entre mil y mil 500 personas peregrinó los 12 días, aparte los que se sumaron en el camino sólo por tramos.
La movilización finalizó a las 14 horas con una misa en la que participaron varios sacerdotes y religiosas de la diócesis de San Cristóbal•
Joomla template by Joomlashine.com