• Lare32.jpg
  • A25-4.jpeg
  • Elmu4b.jpg
  • Xok4a.jpg
  • Ara19.jpg
  • Nues2.jpg
  • Pro12.jpg
  • Eldi5.jpg
  • Mex4b.jpg
  • Ar14.png
  • Lare33.jpg
  • Lare34.jpg
  • Lab15.jpg
  • Nohay17b.jpg
  • Elin19.jpeg
  • Mex4c.jpg
  • Pres20.jpeg
  • Liba14.jpg
  • 18a2.jpg
  • A10-6a.jpeg

(El Diario.ec)

Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena.org – 29 de septiembre.- Fortalecer las tradiciones ancestrales del pueblo indígena es el objetivo de una entidad comunitaria. Se trata del Centro  Comunitario Integral Katitawa, ubicado en la parroquia Salasaca del cantón Pelileo, Tungurahua, que funciona desde hace quince días con la asistencia de niños y jóvenes de esta jurisdicción, contó Rufino Masaquiza, director del centro.
 
"Vamos a hacer arte, música, danza, todo lo que corresponde a la tradición ancestral de nuestros pueblos, porque no queremos dejar de lado lo que son las pertinencias culturales", agregó en el acto que se cumplió el fin de semana pasado.
Destacó que con la participación de los adultos mayores se enseñará "construcción de música andina", en donde los asistentes tendrán la oportunidad de aprender a elaborar y a tocar instrumentos autóctonos como flauta, pingullo, pífano (flautín), redoblante (tambor), bombo, e incluso la bocina, según publicó diario El Universo.
Baile. Masaquiza comentó que los jóvenes y niños con la práctica mantendrán las tradiciones que han sido transmitidas de generación en generación.
Contó que habrá actividad en el centro desde las 14h00 hasta las 17h00, que se complementará con tareas dirigidas en las materias que requieren los niños y jóvenes, e incluso clases de quichua. A los asistentes también se les ofrece alimentación.
En el programa de inauguración se bailó el chakipunta (pie de punta) por parte de las mujeres, y el changamarcana (alza la pierna) por los hombres;  según Mishell Jiménez, Allpa Ñusta (Reina de la Tierra), existe el interés para que las nuevas generaciones de salasacas fortalezcan las tradiciones ancestrales.
Manifestó que es importante la apertura del centro en la comunidad Katitawa, "para que se rescaten las costumbres ancestrales, que es algo propio de los pueblos milenarios y así evitar que se pierdan", porque dice que los comuneros se deben sentir orgullosos de lo que tienen, además de mostrar a la sociedad que la cultura Salasaca sigue con el paso de las generaciones.
En el baile ancestral el varón que llevaba el pindón o bastón de mando hizo el traspaso a su pareja que, según Rumiñahui Masaquiza, es la demostración de la igualdad, así como la armonía que debe haber entre el hombre y la mujer.
Quien en la época de la Kuya Raymi (fiesta de la fertilidad) está en un período de fecundidad, y que por esa razón también tiene derecho a lucir este símbolo•