• Mus10a.jpg
  • Lahi1.jpg
  • Lasam16.jpg
  • Losas13.jpg
  • Esce4.jpg
  • 5de3b.jpg
  • Agro23b.jpg
  • Lasco45.jpg
  • Ava13.jpg
  • Acu1.jpg
  • Ar14.png
  • Leg1a.jpg
  • Enla22d.jpg
  • Lae15.jpg
  • Cao191.jpeg
  • Cada5b.jpg
  • Agro23a.jpg
  • Cons4b.jpeg
  • Loso2.jpeg
  • Mex4.jpeg

(Por Guillermo Ezequiel Kozlowski)

Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena.org - Santiago del Estero, Argentina, 2DOenfoque.com – 26 de septiembre.- Un grupo de hombres armados irrumpió este sábado en una comunidad indígena de Santiago del estero. Amenazaron e hirieron a pobladores, mataron animales, quemaron ranchos y hogares, envenenaron el agua y huyeron.
 
 
Este brutal hecho tuvo lugar la mañana del día sábado en la comunidad indígena Guaycurú de Bajo Hondo, Santiago del Estero. Los pobladores fueron violentamente atacados por una banda de sicarios armados.
Los criminales ingresaron al predio de la comunidad a bordo de tres camionetas, violando de alguna forma la vigilancia policial que se supone resguarda permanente la periferia del territorio comunitario.
Violentaron a sus habitantes y generaron múltiples destrozos según informaron autoridades del MOCASE VIA CAMPESINA, movimiento recientemente devenido frente político pro-campesinado.
El grupo de violentos entró armado al predio en tres vehículos 4×4 habiendo cortado y abierto el alambrado que delimita las tierras de la comunidad, para así dirigirse directamente a donde se encuentra el poblado.
Una vez allí apuntaron amenazantes a los pobladores que no alcanzaron a huir. Realizaron disparos que desgraciadamente alcanzaron a uno de los pobladores que terminó con una lesión en la pierna por el impacto. A su vez mataron varios animales y lastimaron a otros.
Los integrantes de la comunidad fueron testigos impotentes de cómo estos delincuentes. Además de violentarlos a ellos y a su ganado, desquiciadamente quemaban sus hogares y mínimas pertenecías llegando por último con inentendible malicia a envenenar las fosas de agua.
Luego de la violenta secuencia que bien podría -si no fuera por el escenario rural- pertenecer a una película de Kubrick, el grupo escapó impune antes de que se hicieran presentes en el lugar las fuerzas policiales y comunidades vecinas.
Este hecho se suma a una lista de violaciones a la propiedad de la comunidad y hechos sumamente violentos que tienen clara conexión con este.
El último del que se tiene registro sucedió en julio de este mismo año, cuando otro -o quizás el mismo- grupo armado atacó la comunidad y como este sábado, destrozaron, quemaron y envenenaron.
Se sospecha que los presuntos sicarios podrían haber sido contratados por el empresario Orlando Canido, dueño de la gaseosa Manaos, para escarmentar a la población, con la que mantiene un fuerte conflicto judicial por la propiedad de la tierra. El comunicado oficial del MOCASE rezaba:
"Este nivel de impunidad es inadmisible. El modo de actuar violento y mafioso de Orlando Canido, el dueño de Gaseosa Manaos que en varias ocasiones se ha presentado en el campo comunitario queriéndose adueñar del mismo, ha sido públicamente denunciado durante años, con aporte de pruebas, filmaciones, denuncias, etc."
Estos hechos que van en consonancia con la lógica de la neo-conquista del territorio nacional versus los pueblos originarios, podría en uno de esos viejos y residuales relatos de la conquista de América por el hombre blanco representar la imagen del malón.
Lo particular en este caso es que el malón va montado en camionetas que pertenecen a un hombre blanco "con mucha calle" que pretende desterrar a unos "invasores" que, más allá de lo que pueda decir un papel firmado por algún juzgado corrupto, llevan años cultivando y cuidando aquellas tierras, formando en ellas una vida y haciéndolas su hogar.
http://segundoenfoque.com/violento-ataque-a-comunidad-nativa-en-santiago-del-estero-17-273345/