Artículos

Argentina: "Usan el racismo para ganar"

(Página 12)

Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena.org - 30 de agosto.- La dirigente guatemalteca participa en un seminario contra la discriminación, organizado por el Inadi. Sobre la crisis política en Brasil dijo que "la Justicia debe ser imparcial" y destacó que "México está de luto por Juan Gabriel". 
 
 
Rigoberta Menchu Tum, Premio Nobel de la Paz en 1992, llegó esta vez a Buenos Aires invitada por el Instituto Nacional contra la Discriminación.
En una improvisada rueda de prensa para paliar su intempestiva decisión de levantar gran parte de las entrevistas acordadas, la ex candidata presidencial de Guatemala apeló a la diplomacia para eludir temas que le podían resultar comprometidos.
Sobre la situación en Brasil dijo: "Cuando los asuntos ya están en la Justicia, lo importante es que haya justicia justa, imparcial, no politizada. Cada vez que se politiza la justicia es en detrimento del derecho".
La suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff está enfrentando un juicio político no penal. Cuando le preguntaron sobre la situación en México, Menchú desconcertó: "México está de luto por la muerte de Juan Gabriel (el cantautor popular)" y agregó: "Es un pueblo que lucha contra la violencia".
Menchú junto a Shirin Ebadi, la abogada iraní que recibió el Nobel de la Paz en 2003, fue recibida ayer por el presidente Mauricio Macri.
Luego el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, las visitó en el hotel donde se está desarrollando la IV Reunión Extraordinaria de la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (Riood), que preside Argentina.
–¿Cómo ve la situación de los pueblos originarios en la Argentina? –le preguntaron.
–Hay que peguntarles a los pueblos cómo están. No hay nada mejor que escuchar a los propios protagonistas. Mañana (por hoy) tendré la oportunidad de conversar con sus dirigentes.
En cada país es diferente, en Ecuador, en Bolivia, los pueblos indígenas somos portagonistas, no somos víctimas.
Sin nosotros no hay democracia –dijo la Nobel de la Paz y sonó como una respuesta involuntaria a la conductora Mirtha Legrand, que el fin de semana había preguntado a sus comensales: "¿los pueblos originarios votan?"
Menchú apeló a la frontalidad y cuestionó, aunque sin nombrar, al candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, al analizar el tema de los migrantes:
"Lo preocupante –dijo– es cuando algunos políticos usan su racismo para ganar elecciones con posturas abiertamente xenófobas contra los migrantes, los latinos. Esto es posible porque nosotros lo permitimos. No somos víctimas individualmente.
La contribución de los migrantes indígenas es fundamental, con su filosofía ancestral, su arte, su sistema de organización que se tiene que valorar".
La dirigente guatemalteca que el año pasado tuvo una activa participación en la movilización popular que terminó en la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, acusado de corrupción, dijo que la distribución de la riqueza en América latina "no ha cambiado los parámetros que ví desde que nací.
Un continente rico con extrema pobreza. hay una desnutrición crónica en áreas urbanas y conurbanas donde viene la gente a buscar trabajo. Nadie hoy puede hacer promesas si no tiene presupuesto para cumplirlas.
La desigualdad es abismal. Los ricos son cada vez más ricos y los pobres sobreviviendo. La desigualdad no sólo debe combatirse en los discursos sino en la práctica".
Menchú se mostró optimista porque los pueblos indígenas tienen más conciencia de sus derechos.
"Tenemos que encontrar gobiernos que nos vean como aliados, no como enemigos, no como rezago histórico, como nos han dicho", señaló y reivindicó que "hace treinta años cuando hablábamos del calentamiento global no nos creían, cuando decíamos que se va a terminar el agua.
Tenemos también el problema de extracciones mineras, es un modelo económico que saquea permanentemente y no respeta la tierra"•
Joomla template by Joomlashine.com