• Cam7a.jpg
  • Gua4.jpeg
  • Lib12.jpg
  • Libe12.jpg
  • Ba21.jpg
  • Ni13b.jpeg
  • Elnu17c.jpg
  • In3.jpg
  • Cambi13b.jpg
  • Estra4.jpg
  • Tras13.png
  • Ava16.jpg
  • Caso1.jpg
  • 5de3a.jpg
  • Reg15b.jpg
  • Ava15.jpg
  • Tor6.jpg
  • Eldi5.jpg
  • Pre13.jpg
  • Def5.jpg

Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena.org – 5 de agosto.- San Ignacio Miní ya cuenta con su Centro de Interpretación, un exponencial proyecto arquitectónico y multisensorial que se suma a los principales atractivos turísticos que ofrece la provincia.
 
Iguazú (LAVOZ)  Emplazado en el epicentro de las reducciones jesuíticas de San Ignacio Miní, el Centro de Interpretación Jesuítico Guaraní exhibe un diseño arquitectónico que conjuga la modernidad tecnológica con la rusticidad que propicia la pertinente ambientación, todo fluyendo en perfecta armonía para ofrecer a sus visitantes un mágico viaje al mundo de los pueblos originarios.
Este jueves, el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos; el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua; y el ministro de Turismo de la Provincia, José María Arrúa, lo dejaron formalmente inaugurado.
Quien se atreva a vivir la experiencia, descubrirá que la Misión Jesuítica de San Ignacio Miní ha dotado de vida a la historia, y formará parte del testimonio de sus protagonistas "en primera persona".
El mítico espectáculo de luz y sonido también ha sido reeditado para que los recuerdos se reactiven ante los ojos de sus visitantes.
A su paso podrán divisar, tras una sutil cortina de bruma de agua, a los sacerdotes jesuitas y a los pueblos originarios despertando la historia dormida entre las rocas, presentándose ante los espectadores a través de hologramas en tamaño real, como si un portal se abriera dando paso al origen de la historia de nuestro pueblo. Un museo sensorial, sin precedentes en la región.
El visitante podrá ser testigo ocular de la cotidianidad de los pueblos originarios, sus usos y costumbres, sus preparativos en tiempos de guerra, sus objetos distintivos.
Conocerá y entenderá sobre el origen de nuestro pueblo y nuestra cultura, lo que dará sentido al posterior recorrido por las antes llamadas Ruinas Jesuíticas y acrecentará el disfrute del espectáculo de luz y sonido que corona la travesía por esas tierras cargadas de historia.
Este proyecto, que desde el principio significó un desafío para la imaginación de sus hacedores, responde y refuerza la profundización de una política de enriquecimiento de la oferta turística, de la que Misiones se ha hecho eco y viene trabajando fuertemente con el Ministerio de Turismo de Nación.
Este es un producto con clara proyección internacional, tanto por su estilo de vanguardia como por su significado intrínseco, pues constituye un eslabón fundamental en la consolidación de Misiones en el trazado de la Ruta Internacional Jesuítica, dentro del encuadre inmejorable que otorga la figura de un Papa jesuita, con sangre argentina, al frente de la Iglesia Católica.
Su ambicioso diseño audiovisual y arquitectónico cautiva la retina de cualquier espectador, a la vez que lo dota de información histórica sobre el pasado de estas tierras.
Dentro de este contexto, tal como lo destaca el Ministro de Turismo de la provincia, José María Arrúa, San Ignacio Miní es para los misioneros mucho más que un atractivo turístico, es un patrimonio de la humanidad.
Es uno de los baluartes de nuestra identidad, donde se concentra el origen de la relación de los sacerdotes jesuitas con los guaraníes.
La puesta en valor de este Centro de Interpretación constituye, tanto para Misiones como para todos los pueblos que conforman la Ruta Jesuítica, un eslabón fundamental para el reconocimiento de Sudamérica ante los demás mercados turísticos internacionales que, a partir de ahora, reconocerán a la región por un concepto turístico específico expandiéndose hacia un mercado concreto.
Se trata de un producto que otorga a la región una doble funcionalidad respecto de las relaciones internacionales pues, al tiempo que une a los pueblos que conforman la Ruta Jesuítica, expone al mundo la idea de una América del Sur integrada, que se redescubre, reinterpreta y valora.
Y ése es el escenario que queda planteado en el corazón de las Misión de San Ignacio Miní, y que supo graficar tan claramente el Ministro de Turismo de Nación, Gustavo Santos al decir que "quien visite este Centro de Interpretación histórica lo hará en búsqueda de la esencia jesuítica inmortalizada en este costado del mundo.
Lo que se llevará de esta experiencia será nuestra identidad, nuestra verdad, nuestro propio orgullo, nuestra cultura y nuestra forma de entender la existencia. Se llevará un pedacito de lo que somos, tras la experiencia de haber recorrido parte de nuestra historia jesuítico guaraní”.
http://turismo.lavozdecataratas.com/index.php?mod=noticia_ver&id=1392