Crédito de la foto: Radio Canadá

(Por Leonora Chapman | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena.org – 29 de julio.- El gobierno federal se ha comprometido a eliminar las disposiciones de la Ley sobre los Indígenas  que despojan a las mujeres de su estatus cuando se casan con no aborígenes.
En agosto pasado, la Corte Superior de Quebec dictaminó que estos artículos de la ley federal sobre los indígenas violan la Carta Canadiense de Derechos y Libertades.
 
Stéphane Descheneaux, un abenaki de Odanak, no podía transmitir a sus tres hijas su estatus de indígenas porque, en virtud de la ley, su abuela había perdido esa categoría al casarse con un inmigrante.
Pero si su abuelo se hubiera casado con una no nativa, el estatus de indígena habría sobrevivido a lo largo de generaciones.
El gobierno conservador de la época había apelado el fallo de la Corte, pero los liberales han renunciado a apelación en febrero.
Ottawa tiene que cumplir con la decisión de la Corte Superior y cambiar de aquí a febrero de 2017 la Ley sobre los Indígenas  para que cumpla con la Carta.
La ministra de Asuntos Aborígenes y del Norte, Carolyn Bennett, dijo el jueves que su departamento va a discutir primero con las organizaciones indígenas en las próximas semanas, sobre los cambios legislativos tras la sentencia Descheneaux.
Pero la Sra. Bennett también quiere hacer frente a “cualquier tipo de discriminación por razón de sexo” en la Ley sobre los Indígenas.
En segundo lugar, el ministro desea que los indígenas trabajen juntos “para diseñar un proceso que va a examinar las cuestiones sistémicas y más amplias relacionadas con el registro de los indígenas, la pertenencia a un grupo, la ciudadanía y la identidad de las Primeras Naciones, de los Mestizos y de los Indígenas no inscritos”.
El anterior gobierno conservador había iniciado en 2011 un proceso exploratorio que debía abordar estas cuestiones particulares de la identidad.
Radio Canadá/La Prensa Canadiense•