• In3.jpg
  • Desta7.jpg
  • Elpri1.jpeg
  • Losli12.jpg
  • Ava12.jpg
  • Agua11.jpg
  • Ava14.jpg
  • San9b.jpg
  • Ase6.jpg
  • Lare34.jpg
  • Hacia12b.jpg
  • Lasco41.jpg
  • Elsis2b.jpg
  • Mil17.jpg
  • Pre5a.jpg
  • Thel6.jpeg
  • Ava17.jpg
  • 20de15b.jpg
  • Alte14b.jpg
  • Pat10.jpeg

(Por: Redacción / Sin embargo)

Corredor eólico del Istmo de Tehuantepec, parte de Juchitán, Oaxaca. Foto: Cuartoscuro.
Recibido de EDUCA, Ciudad de México, 24 de marzo.- Causas, De revista, México, TIEMPO REAL. (SinEmbargo).– La Asamblea de los Pueblos Indígenas del Itsmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT), exigen a las autoridades estatales que frenen la explotación y expropiación de un terreno comunal por parte de la empresa Gas Natural Fenosa para la construcción de un parque eólico, en el municipio de Juchitán De Zaragoza, Oaxaca.
El terreno es propiedad del comunero Pedro Martínez Guerra, cuyo caso ya ha llegado a instancias globales como Amnistía Internacional (AI), que ya solicitó al gobierno del estado, encabezado por Gabino Cué Monteagudo que se pronunciara sobre el tema.
 
Desde el 22 de febrero de este año, la Asamblea denunció ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Oaxaca, con el legado 440/JU/2014, a la compañía gas natural por el intento de despojo de tierra.
Y por presuntas amenazas de muerte contra el indígena comunero de Juchitán, quien dijo que la intervención de la empresa se debe a la construcción de un parque eólico llamado Bií Hioxo, grupo dirigido por empresarios españoles.
El pasado 13 de marzo supuestos empleados de la empresa de gas intentaron introducir material de construcción para continuar con la obra de un camino que se había iniciado en la zona, sin embargo, comuneros impidieron el acceso a los empleados, quienes presuntamente han atacado a integrantes de su comunidad.
Los defensores de la tierra afirmaron que personas relacionadas con la compañía gasera, incluso, ha intentando disfrazar el problema al difundir el caso como un “conflicto de linderos”.
La APIIDTT asegura que la familia del indígena de Juchitán y su familia son amedrentados y presionados todos los días para que abandonen el lugar, detengan la vigilancia en los terrenos y permitan el paso a los trabajadores de la empresa.
Los defensores de los pueblos expresaron que un día después de haberse enfrentado con los empleados, dos personas: José Inés Sánchez y Mariano Sánchez (quienes tienen lazos con la empresa) amenazaron a los comuneros que vigilaban la zona.
La organización narra que “cuando la compañera Eloisa Martínez, (hija de Pedro) se interpuso entre una moto conformadora y la entrada del terreno, Mariano Sánchez gritó al conductor “pásale encima porque ese terreno es mío”.
Allí mismo estaban dos representantes de la empresa, quienes comunicaron a los compañeros que fueran a hablar con Ricardo Morales, que podían pedir todo el dinero que quisieran, que se salieran de la Asamblea y se alejaran de Bettina Cruz [una de las principales voceras de la APIIDTT], que ellos iban a seguir trabajando y que la empresa no se podía detener, pues a diario perdían muchos millones”.
Posteriormente, el 15 de Marzo, otro personaje intervino, Cirilo Santiago Martínez, quien se presento en la zona de la disputa y argumentó que el terreno le pertenecía, sin embargo, Pedro Martínez aseguró que el 30 de abril de 1981, la tierra le fue vendida a él y que contaba con las escrituras de la propiedad donde se especificaba su nombre como legítimo dueño.
Dos días después, la familia Martínez volvió acercar el terreno y expresaron que temían que la empresa reanudara sus actividades.
RECLAMAN JUSTICIA La Familia Martínez y la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio, reclamaron la respuesta de las autoridades estatales ya que aseguraron que la PGJE no ha respondido a sus demandas.
Y denunciaron que esta instancia no ha realizado las investigaciones pertinentes, además de que no ha respondido por la violación a las garantías de Pedro Martínez ante el supuesto hostigamiento por parte de la compañía.
“Exigimos a la empresa que respete la posesión del Sr. Pedro y detenga el hostigamiento, acoso y chantaje hacía todos los miembros de su familia.
Exigimos que la PGJE no sea omisa en este caso, y actúe de manera inmediata realizando una investigación de la denuncia presentada por el Sr. Pedro Martínez, e intervenga para salvaguardar la integridad física de la familia” expresó la Asamblea en un comunicado.
La APIIDTT advirtió por su parte que “responsabilizamos a Gas Natural, Fenosa y a la Procuraduría de Justicia del Estado de Oaxaca de la integridad física de los compañeros que se encuentran montando guardia, pues la empresa tiene paramilitares armados cuidando sus obras”.
Además, el 27 de enero se dio a conocer que durante la madrugada de ese día, sujetos presuntamente relacionados con la empresa Gas Natural Fenosa incendiaron por segunda ocasión el lugar resguardado por los comuneros de la zona.
Ante este panorama, los defensores de la tierra enviaron una petición a Amnistía Internacional y al Gobierno del estado de Oaxaca para pedir su intervención en el caso, la cual fue aceptada por el organismo y avalada para solicitar la respuesta del gobierno de Gabino Cué Monteagudo.
Ver video en: http://www.youtube.com/watch?v=UmLVViiOj-A#t=92
Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/24-03-2014/936042 . Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX•