Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. En el Catatumbo. 26 de marzo.- Termina el trabajo en las regiones de la X delegación asturiana. 13 sesiones de trabajo en 8 departamentos - Tolima, Cauca, Valle del Cauca, Bolívar, Atlántico, Magdalena, César y Norte Santander- además de las previas en la Ciudad de Bogotá.
 
Con infinidad de testimonios, datos y documentación recogida que atestiguará lo innegable ..entramos en la Ciudad de Bogotá, tras dos días de trabajo en Norte Santander.
 
Frontera es frontera y desde siempre ha existido el contrabando entre Colombia y Venezuela, lo que choca es comprobar cómo los recipientes de combustible, que llegan de manera evidente desde Venezuela, comparten mesa con los mangos, los plátanos o la yuca en cualquier esquina, a lo largo y ancho de este departamento, con buena gente y mucho calor.
El combustible se vende, por supuesto, al precio que las bandas de la mafia narcoparamilitar ponen, no se le ocurra venderlo ni más ni menos de lo que le comentan le puede costar la vida. En cualquier caso lo que se compra en Venezuela es tres y hasta 4 veces más barato que en Colombia.
El control  del negocio está asegurado, como el del tránsito de la cocaína por el corredor que han establecido y que llega hasta Maracaibo.. Aquí, los Urabeños comparten negocio con el Cartel de Sinaloa y todo el mundo lo sabe.. la policía también...
En reunión con el Padre Víctor Hugo, en Tibú - Catatumbo, varios concejales de diferentes partidos del mismo municipio y otros .quemados. en las elecciones, se constatan datos y hechos: es la primera vez que nos asegura un político electo de un partido de derechas que SÍ, que EXISTEN LOS PARAMILITARES.
Que algunos las llaman Bacrim, pero que SON LO MISMO. En diciembre de 2004 se desmovilizó el Bloque Catatumbo de las AUC, comandado por Mancuso, SOLO OFICIALMENTE. "Esta gente ha seguido operando, nunca lo han dejado, con otro nombre, desde la cárcel. "
Según el informe del Colectivo Luis Carlos Pérez, los paramilitares del bloque Catatumbo asesinaron a por los menos 11.200 personas; desplazaron a más de 19.000 familias, entre 1998 y 2005, y cometieron 60 masacres. Los desaparecidos son 600.
La corrupción y el paramilitarismo ha permeado cualquier capa del tejido administrativo y militar de esta región. Las fronteras ideológicas también se desdibujan con frecuencia, existe un tránsito alegre y sin tapujos desde el "mundo narco" a la política, desde el "mundo para" a la política, desde la armada a la política.
La formación política entre políticos es escasa y aquellos que están formados son corruptos.
No es de extrañar en esta tesitura que con toda la naturalidad se incluyan y traten los temas sociales: vivienda, salud, educación. en agendas de ORDEN PÚBLICO.
Y es que no reivindicar acceso a vivienda y reclamar maestro es cuestión de subversión, terrorismo, guerrillerismo o simplemente ir en contra del sistema establecido y eso no se admite por quienes controlan esta región enmascarados en la más burda burla a una democracia sana.
Ambientalmente a este departamento lo van a dejar convertido en un secarral, los recursos hídricos están al servicio de la megaminería a cielo abierto (actualmente la explotación de carbón representa uno de los mayores intereses en el Catatumbo,  las reservas son superiores a las del Cerrejón (La Guajira).
Las empresas que se encuentran tras este megaproyecto en el Catatumbo son aparentemente dos empresas canadienses, una mexicana y cinco colombianas-), y a la expansión del monocultivo de cacao y palma.
Se ha reducido el caudal del río Tibú de manera importante y se han secado los humedales por beneficiar a los glotones palmeros y megamineros.
Murgas, de apellido, Carlos de nombre, es el personaje del que se habla en la región en relación a la corrupción y los nexos con el paramilitarismo, Ministro de Agricultura en su día con Andrés Pastrana, es más conocido como el Zar de la Palma, controla el proceso de la palma de punta a punta:
Avala y gestiona los créditos con el Banco Agrario, sucursal El Prado en Barranquilla -agencia donde se movió el programa corrupto Agro Ingreso Seguro-, vende la semilla y presta la asistencia técnica y luego compra toda la producción  a un precio determinado.
Murgas podría no tener una sola hectárea en palma y manejar todo el negocio dado que goza de un verdadero monopolio establecido y alcahueteado por el Gobierno.
El terror paramilitar activó el mercado de tierras con énfasis en la oferta de fincas a bajos precios, cuando no la mera sustitución del poseedor o la venta coactiva, a partir de 2009 se nota un incremento de compra. Murgas hoy es el personaje de la palma de Norte Santander, Magdalena, Cesar y Montes de María.
Con todo ello y en este ambiente los campesinos y campesinas resisten, organizados, rebelándose a dejar su tierra, su memoria, su historia, Catatumbo Resiste, es consigna bien conocida nacional e internacionalmente y por eso, el incremento del pie de fuerza en la región, las capturas ilegales a campesinos/-as, la estigmatización y persecución a líderes y lideresas.
Las amenazas continúan contra aquellos que reclaman sus tierras usurpadas acogiéndose a la Ley de Restitución de Tierras.
Existen hoy en Catatumbo 12.000 miembros del ejército, más las fuerzas móviles y hasta drones circulando. La naturalización de la militarización de la vida cotidiana se plasma en el manejo de programas civiles por parte de ejército y policía.
Programas de construcción, otros "culturales"- mientras el tejido social organizado es desposeído de herramientas y medios para desarrollar cualquier plan de reconstrucción de vida, de legitimación del libre ejercicio de derechos.

Catatumbo: resistencia activa y organización popular.
http://www.pachakuti.org/textos/campanas/paracos/10da-catatumbo.html