Artículos

USA: Ceguera militar

(Por José Diez)

Recibido por una gentileza del autor. 14 de marzo.- Los militares USA viven el entusiasmo frenético de la pesadilla Hiroshima en la garganta del siglo XXI en su versión desconocida, Corea del Norte.
 
Los militares huelen a Cartier y Lavanda, a submarinos medievales, portafolios diplomáticos y nuevos métodos para arrasar países indisciplinados.
Los cerebros salen flamantes de las fábricas de Atlanta, Houston, Chicago, Filadelfia, para marchar a las guerras alucinantes y devastadoras en el USS Carl Vinson.
¿¿¿¿¡¡¡¡¡¡QUÉ MIEDO????!!!!!!
La ceguera militar es imperdonable.
No tiene cultura ni altura visionaria; porque el general Don Asesino, el rambo de casi todos los tiempos se quedó en el siglo pasado. Hoy ni hablar. Hoy son los tiempos del tablet y los sistemas operativos del android: guerra avisada no mata gente.
La humanidad se comió una torta alucinógena para flotar de ilusiones continuas.
La humanidad extraordinariamente inteligente se complicó las neuronas del enriquecimiento espiritual y permanece embrutecida por las calles de Manhattan, Veracruz, Cundinamarca, Bordeaux, Bristol, Florencia, Jericó, Kirkuk, Bombay, Seúl, Kioto.
Los amigos condicionales del todopoderoso señor del orden, que administra la destrucción desde
los subterráneos de la OTAN cree que toda guerra es fácil empezarla.
Saca la cuenta. El imperialismo quiere trasladar la guerra atómica fuera de casa.
Si es terrestre perderán la vida en la intemperie.
Si es aérea perderá el espíritu en pleno vuelo.
Si es subterránea perderemos todos en la misma casa.
La mujer soldado es continuamente asediada por los chicos de la escuela militar y fresca y calatita la montan en un cañón de 15 pulgadas para la versión: acoso imaginario.
Los alucinados esquizofrénicos del capitalismo quieren cerrar las puertas de la vida y caerán al abismo de sus propios horrores.
Los monjes budistas (no todos) se corrompieron con los manjares de Mr. Rockefeller para eternizar al individuo negado en su doctrina.
Han inventado una verdad cualquiera, con la mentiras expuestas en la mesa de negociaciones.
Los tres mentirosos: Blair, Bush y JM Aznar.
El capitalismo sigue siendo una ideología con fines bélicos y contradictorios con la doctrina de billete.
Engreídos por la homosexualidad de estas sociedades adoran un dios hemisférico y lejano, absorto en un amor incurable y de un sentimiento final.
Los gurú imperialistas una vez más utilizaron los mismos juegos coloniales, querían seguir escalando las torres de Nueva York para tomar posesión de la filosofía del fin del mundo y las teorías sobre la nada.
Una vez más los atacó las epidemias de pánico y la baba de la locura los arrastra por Wall Street y otros bancos, listos para la quiebra.
Un escriba con pelos en la lengua es conocido temporalmente.
Un poeta sin pelos en la lengua es condenado a ser reconocido y reducido ante cualquier sistema opresor.
Es un camino duro, pero transitable•
Joomla template by Joomlashine.com