Artículos

América: Las derechas latinoamericanas y Trump riesgo para la región


La V Cumbre de la CELAC y la Unidad Latinoamericana

(Por Diego Olivera Evia)

Barómetro Internacional, 9 de febrero.- Nuevamente América Latina se enfrenta a las políticas neoliberales, luego de una década de desarrollo en los albores del Siglo XXI, las políticas de unidad continental, con la creación de UNASUR y la CELAC, marcaron una unidad en la diversidad del Continente, lo que permitió acuerdos e intercambios económicos, creando una zona de paz, de unidad y sin guerras.
 
 
Las políticas de EEUU desarrolladas por el exmandatario Barak Obama, marcaron políticas intervencionistas, en el continente Sudamericano, a través del intervencionismo, buscando dividir a la región, las sanciones de Obama con la aplicación del decreto imperial, en tres oportunidades a Venezuela.
Siendo la última en plena salida de su gobierno, como el intento de la OEA, a través del Secretario General Luis Almagro, son parte de una campaña de desestabilización y búsqueda de dividir a las naciones latinoamericanas.
Los cambios en Argentina y Brasil con Macri y Temer, mostraron nuevamente la cara más feroz del neoliberalismo, ajuste macro económicos, han llevado a la pobreza, la desocupación y a la miseria a miles de argentinos y brasileños, el golpe palaciego del Congreso de Brasil, sumo los golpes de Honduras y Paraguay.
Mostrando una vez más las campañas de las derechas latinoamericanas. La actual campaña de la derecha ecuatoriana, auspiciada por la Embajada de EEUU, buscando desestabilizar las elecciones.
Usando políticas sucias acusando al Presidente Rafael Correa, como parte de la corrupción, como al candidato Movimiento Alianza País, Lenín Moreno de parte de la corrupción, muestra que EEUU seguirá con sus campañas intervencionistas.
En esta nueva etapa con la presidencia de Donald Trump, en menos de 15 días de gobierno, ha mostrado claramente el rostro del fascismo, racismo y el uso de la guerra, como parte de sus política, las amenazas de invadir a México, y aplicar la construcción del muro entre ambas naciones.
La designación ministros militares con pasados genocidas, en la guerras de Irak, Afganistán, Libia, marcan un peligroso ejemplo de la violencia y muerte. La reciente amenaza a Venezuela de una intervención, muestra el rostro del fascismo típico en la diplomacia estadounidense.
El uso de los decretos contra los inmigrantes en EEUU se multiplica en las políticas del presidente argentino Mauricio Macri, expulsando de su nación de bolivianos y paraguayos, bajo la farsa de que son criminales o narcotraficantes, de la misma manera en Brasil.
Ante esta realidad de una nueva década de políticas neoliberales, que se amplía en Perú, como en Chile ahora golpeado por incendios premeditados por los empresarios madereros, buscando acusar a los pueblos Mapuches de estas acciones, muestran una vez más el rostro del fascismo.
Y el odio a los pueblos indígenas originarios, de la misma manera estas etnias son marginadas, desplazadas y asesinadas en Paraguay, Brasil, Perú, Colombia, como en México con desaparecidos y masacrados campesinos, de la misma manera en Centroamérica.
«»La V Cumbre de la CELAC y la Unidad Latinoamericana.
La reciente Cumbre de la CELAC mostro una nueva etapa, nuevos actores políticos se han sumado a la mesa, nuevamente la políticas neoliberales han marcado un nueva realidad.
El concepto de la unidad en la diversidad, ha permitido más la paz en la región, pese a conflictos menores entre Chile y Bolivia, Colombia y Venezuela, el tema de Guayana, entre otros conflictos regionales, como el de México con EEUU.
Algunos acuerdos marcaron la postura mayoritaria de los representantes latinoamericanos a esta Cita, en cual la Asamblea de la CELAC, aprobó que…
“Apoyamos el proceso de diálogo nacional en la República Bolivariana de Venezuela entre el Gobierno y la oposición de dicho país, bajo el acompañamiento del Secretario General de la UNASUR, Ernesto Samper, los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández, Martín Torrijos, y del representante especial de su Santidad el Papa Francisco”.
Marcando de esta manera el apoyo a una salida del pueblo venezolano, al actual periodo de violencia y crisis económica, pero no podemos dejar de ver la postura de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
Dividida ante su diversidad y con su Directiva de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, por no aplicar una decisión de juramentar diputados del Estado de Amazonas, acusados de comprar votos, todos estos hechos muestra la imposibilidad del dialogo entre el gobierno y la derecha venezolana.
«»Parte de los principios acordado en la V Cumbre de la CELAC.
Nosotros, las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), reunidos con motivo de la V Cumbre de la CELAC, celebrada en la ciudad de Punta Cana, República Dominicana, el 25 de enero del año (2017);
Decididos a seguir avanzando en la Unidad dentro de la Diversidad y en la integración latinoamericana y caribeña, en beneficio de nuestra región y por el bienestar de nuestros pueblos.
Reafirmamos la vigencia del acervo histórico de la Comunidad, integrado por el Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre integración y desarrollo (CALC), así como por las Declaraciones Políticas, Declaraciones Especiales.
Comunicados y Planes de Acción adoptados por las Cumbres CELAC previas, incluidas la Cumbre Fundacional de Caracas, la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe y el proceso de convergencia que dio paso a la CELAC.
Conscientes de que la CELAC es el mecanismo de concertación, unidad y diálogo político de la totalidad de la América Latina y el Caribe, ratificamos este espacio como un ámbito para la promoción de los intereses comunes de nuestros pueblos.
Reiterando que el diálogo y la concertación política sobre la base de la confianza recíproca entre nuestros gobiernos y el respeto a las diferencias son indispensables para continuar avanzando hacia la integración política, económica, social y cultural de la Comunidad, sustentados en un equilibrio entre la convergencia y la diversidad de nuestros países.
En la construcción de soluciones propias para promover y mantener la paz, el desarrollo inclusivo y sostenible de nuestros pueblos hasta alcanzar la erradicación total del hambre y la pobreza, e impulsar la agenda regional en los foros globales y la cooperación con otros Estados, Regiones y Organizaciones Internacionales.
Tal como fuera definido entre los objetivos de la CELAC en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, efectuada en la Riviera Maya en febrero de 2010.
Todos estos conceptos y acuerdos marcaron las acciones de la Comunidad Latinoamericana, hoy la nueva realidad con la presidencia de Trump, marca nuevos desafíos del continente, las políticas proteccionistas de esta nueva presidencia, esta armada con políticas belicistas, de amenazas a México, Venezuela.
Mostrando una vez más que EEUU, seguirá siendo imperialista, que Trump quiere gobernar el planeta, con su Frase “aquí mando yo”, su odio racista a los negros, pueblos originarios y latinoamericanos, son personas de segunda.
Estamos ante una nueva realidad, pero que no escapa de la políticas de su doctrina el pueblo elegido por Dios, algo mesiánico sin asidero en la realidad de la sociedad humana.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
http://www.barometrointernacional.com.ve/2017/02/09/derechas-latinoamericanas-trump/
Joomla template by Joomlashine.com