Artículos

México: “Muy grave”, situación de haitianos varados en Baja California


(Por Mathieu Tourliere)

Haitianos formados en Tijuana, con la esperanza de obtener una cita para cruzar a Estados Unidos. Foto: Gregory Bull / AP.
Ciudad de México, 23 de diciembre (apro).- La crisis migratoria derivada de la llegada de miles de migrantes haitianos a Baja California alcanzó niveles “muy graves”: las autoridades tuvieron que alojar a por los menos 26 personas en centros de rehabilitación ante la saturación de los albergues.
 
Siete refugios no cuentan con techo y las lluvias empezaron a caer sobre Tijuana, declaró Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos (CCDNAM).
En entrevista telefónica con Apro desde Tijuana, Metelus deploró que las autoridades locales no disponen de recursos para enfrentar la situación, mientras llegan más de 200 personas cada día a Tijuana y Mexicali, las cuales se suman a la larga lista de espera de quienes esperan una cita con las autoridades migratorias estadunidenses, del otro lado de la frontera.
Según el activista, más de 6 mil 200 migrantes de origen haitiano –y en una menor medida de algunos países de África– se encuentran actualmente en Baja California; muchos de ellos son mujeres embarazadas y niños.
Los recién llegados obtuvieron su cita hasta el próximo mes de abril y los 26 albergues de Tijuana y Mexicali donde se hospedan migrantes haitianos ya están saturados.
Varios refugios se sostienen únicamente gracias a los apoyos de la sociedad civil, mientras iglesias evangélicas tuvieron que convertirse de manera improvisada en albergues.
Una de ellas, visitada por Proceso en octubre pasado, no tiene agua suficiente para los 500 migrantes que la ocupan y sus pastores tienen que comprar pipas, pues la Secretaría de Desarrollo Social no cumplió su promesa de entregar el líquido a la iglesia.
Metelus teme que la situación pueda empeorar, ya que alrededor de 9 mil migrantes se encuentran varados en Costa Rica –el gobierno de Nicaragua les cerró su frontera–, y otros 4 mil 500 están en Panamá con la intención de atravesar Centroamérica y México para cruzar a Estados Unidos.
El activista sostuvo que “el gobierno mexicano está esperando la postura de Donald Trump en materia migratoria para saber qué hacer con los hermanos haitianos”, y mientras tanto “hay una falta de coordinación entre los municipios, el estado y la federación para solucionar el asunto”.
Metelus exhortó al gobierno mexicano a enviar un equipo de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) a Baja California, ya que muchos migrantes están dispuestos a abandonar su idea de cruzar la frontera para pedir refugio en México, aseveró.
A raíz de la llegada de miles de haitianos al territorio estadunidense, en noviembre pasado la administración de Barack Obama redujo el número de citas por día, canceló las medidas que protegían a los caribeños de la deportación y anunció que retomaría las expulsiones hacia la isla.
Más de cuatro mil 800 haitianos se encuentran ahora en centros de detención migratoria en Estados Unidos, estimó Metelus.
Tras deplorar la ausencia de intervención por parte del DIF, el activista urgió a la UNICEF desplegar personal en los albergues para atender a las mujeres embarazadas y los niños, y pide a Luis Enrique Miranda Nava, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), regresar a Baja California para desbloquear fondos federales.
http://www.proceso.com.mx/467544/grave-situacion-haitianos-varados-en-baja-california-metelus
Joomla template by Joomlashine.com