Artículos

USA: Juzgando la Injusticia

(Por Mumía Abú-Jamal)

PLCefe, 16 de septiembre.- Hace varias semanas, la Corte Suprema de los Estados Unidos publicó una decisión, que fue tan rara como extraordinaria. La Corte Suprema de los Estados Unidos invalidó una decisión de la Corte Suprema de Pensilvania, censuró con muy fuertes términos al antiguo juez principal de esa Corte y emitió una nueva regla de ley Constitucional por la que ningún juez que haya sido anteriormente fiscal, podrá ser juez que examine su trabajo anterior, cuando era fiscal.
 
Las razones fueron muchas, pero todo se concretó en este simple principio: nadie puede ser juez de su propio caso legal.
En el Caso Williams, los Jueces de la Corte Suprema determinaron que Ronald Castile, que fue abogado fiscal de Filadelfia, debió haberse recusado (o no haber participado) como miembro de una corte de apelaciones.
Que revisó una decisión de una Corte más baja, que decidió  que quienes fueron sus colegas habían escondido evidencia, "saneado" las declaraciones de testigos y presentado al jurado una versión falsa del caso .   
Lo que hace a este caso especialmente importante es que éste fue un caso capital;  un caso de la pena de muerte.
Varios asuntos importantes no fueron tocados, por ejemplo, ¿qué pasa con los fiscales que escondieron, o sanearon, evidencia?
¿Qué pasa a los otros jueces, que, como jueces de la Corte Suprema de un estado, ven sin decir nada cuando el Juez Principal viola los derechos fundamentales de imparcialidad (sin mencionar los derechos constitucionales de debido proceso) del acusado, como pasó con el Juez Castile?
Nada.  De eso no se dijo absolutamente nada.
Cuando los cachacos violan las leyes (o las reglas), los medios de comunicación y los políticos piden más entrenamiento --o, últimamente, piden que lleven cámaras fotográficas.
¿Qué de los fiscales -- gente ya entrenada en la ley?
¿Qué sobre los jueces --que ven tales violaciones-- y sin embargo no dicen nada -- y aún peor todavía, se unen y votan para negar remedio?
Nada.  Absolutamente nada. Para ellos hay inmunidad judicial (o deberíamos decir, ¿impunidad judicial?)
Ésa es la naturaleza del Sistema.
Como los Papas que ocupan el trono de Roma, ellos nunca hacen nada malo.
Hasta que lo hacen.
--© ‘16maj
Traducción libre del inglés enviado por Fatirah Aziz, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., hecha en REFUGIO DEL RIO GRANDE, Texas•
Joomla template by Joomlashine.com