Artículos

USA: Contradicciones de los socios

(Por José Diez)

Recibido por una gentileza del autor. 16 de septiembre.- Resulta que entre los gobiernos de Estados Unidos y Filipinas los entendimientos estratégicos no son bien definidos ni bienvenidos. Criticar la postura de un gobierno libre e independiente como la del presidente Dutarte es violar sus derechos constitucionales.
 
Él ha decidido combatir y acabar con las mafias que trafican en drogas, delincuencia, prostitución, homosexualidad y pederastia extranjera; ordenando a su población tomar la justicia en sus manos sin intervención de las autoridades.
El sucio gobierno norteamericano y los tarados voceros europarlamentarios criticaron felinamente, alegando de que existen los derechos humanos; pero, que no se cumple ni en Estados Unidos ni en la Unión Europea. ¿Quiénes son para sojuzgar o intimidar con las mediocridades concebidas por las hienas del capitalismo rapaz? 
Si Dutarte aceptara estos vejámenes y se reconciliara con los falsos Derechos Humanos que no funciona en México, Estados Unidos, Colombia, Afganistán; la Comunidad de hipócritas le pediría mano dura contra el crimen organizado, el terrorismo, la corrupción y el resto de males impregnados en la sociedad actual.
Con estas políticas enredadas, el Occidente no sabe lo que quiere. Pero las ratas intocables del crimen gozan de libertad incondicional. Hay una carga de culpas en sus espaldas, la barbarie extrema.
Si nuestro continente permanece en catársis de choque, fueron por esos actos revolucionarios que alentaban ideólogos con agitaciones masivas a trabajadores, obreros y campesinos para transformar la sociedad aquella en un mundo libre de dictadores y oligarcas. La utopía no se movió de su silla de ruedas. Dejó que los cadáveres apestaran a fracaso.
La diversidad de partidos políticos crea infecciones administrativas y discursos acompañados de promesas e ilusiones permisivas.
Mas, donde se batalla para realizar lo imposible como la equidad, la solidaridad, el desarrollo social, las viviendas, la solución positiva de nuestra sociedad; el indiscutible fantasma que amenaza el espíritu de trabajo y desarrollo con sus nefastas intromisiones corrompen a las masas ciudadanas con ayudas económicas que reciben desde el exterior.
En Bratislava el perro pastor Adolf Juncker, típico asesino de la segunda guerra mundial, opina con entusiasmo Nazi que hay que crear un ejército europeo con modernas armas y bombas atómicas (como si no fueran suficientes las que hay para exterminar la vida del planeta).
Tres intentos de invasión contra Rusia costó millones y millones de víctimas.
Juncker es un enfermo mental y total viviendo en la prehistoria del militarismo trasnochado.
Y como dice el estribillo de esa canción: Le va, le va, le va...la estupidez...y, a toda hora.
La Economía Occidental se atragantó de tantos robos e invasiones.
La inteligencia nociva que es un caldo de cultivo, se hizo más artificial con las inversiones especulativas de las tecnologías industriales.
El Político alemán es sólo euro ganancias, euro discusiones, euro diplomacia, euro mejor y euro-imbécil.
Leopoldo Mauricio Macri, vivió en la sociedad secreta Argentina durante los conflictos navales que llevara el puto de Galtieri (el general de los farsantes) con la gallina culeca de Isabelita de Commonwealth.
Este despiadado generalísimo dejó a la intemperie la vida de sus soldados que amorosos se sacrificaban por la Patria y sus islas territoriales.
El mafioso Macri, el virtuoso malandrín con los malabares del BCA y su gancho argo alemán Sturzenegger como director técnico de esa institución de estafadores, incentivan la gangrena de todo el país y sobre todo, en el aspecto financiero. Muchas de nuestras naciones están hechas de injusticias atroces.
Las poblaciones se sienten aturdidas y amordazadas por sus conflictos descomunales en los juegos del capitalismo. no se han dado cuenta que los políticos de derecha son elegidos por las trampas y la corrupción parlamentaria; que luego fomentan todo tipo de latrocinios en las instituciones de todo el país.
Las drogas en cualquier sociedad del mundo tienen la capacidad de enloquecer el espíritu de la juventud, arrebatarle los principios y sentimientos de la moral, los valores éticos. esta caída lo muestra con toda contundencia los Estados Unidos y países europeos.
En peor condición Afganistán, México y El Salvador. Brasil y Paraguay, Honduras y Guatemala. Perú, Colombia y otras naciones•
Joomla template by Joomlashine.com