Artículos

USA: La precandidata "demócrata", Hillary Clinton una vieja bruja


(Por Purificación González de la Blanca | Ojos para la Paz.)

Tamarant, 27 de agosto.- Uno de los personajes más siniestros que venimos padeciendo en el mundo durante las últimas décadas se llama Hillary Clinton, es candidata del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos y está avalada por una larga trayectoria de golpes de estado, asesinatos, desestabilizaciones y matanzas desde el puesto que ha desempeñado como Secretaria de Estado.
 
Cuando el mundo entero quedaba conmocionado, en octubre de 2011, al hacerse público el video del brutal asesinato del Coronel Muamar el Gaddafi a manos de los mercenarios de la OTAN – en la misma TVE taparon la noticia con una información sobre ETA-, ella exclamó feliz entre sonoras carcajadas:
“Venimos, vimos y murió” (parafraseando el “Vine, Ví y Vencí” de Julio César). Esta muestra de alegría fue recibida con júbilo por los propagandísticos medios norteamericanos. Washington quería mostrar que –después de muchas mentiras- había logrado aplastar al gobierno libio.
Los gobiernos libios de la Yamahiriyah habían llevado a cabo una auténtica revolución, expulsando a los invasores, cerrando las bases extranjeras, cortando el petróleo a la BP y a otras compañías depredadoras y tomando las riendas de un país al que situaron en los más altos estándares de calidad de vida e índice de desarrollo humano de toda África.
Entre sus logros –nunca alcanzados en los Estados Unidos- estaban el pleno empleo, la medicina universal y gratuita, préstamos sin interés y una esperanza de vida similar a la de Alemania (78 años).
Hoy Libia está destruida pero en su territorio mantiene Estados Unidos un vivero de mercenarios que exporta a otros países.
Ello aparte de haber robado 200.000 millones de dólares de los bancos libios, de controlar el petróleo y de impedir que se implantara en África el dinar de oro, una moneda que habría sustituido al dólar y al euro. Todo un logro debido en gran medida a doña Hillary Clinton.
Intrigas, mentiras, promesas incumplidas, sobornos, asesinatos, terrorismo… Una falta de escrúpulos no conocida ni entre los tiranos más siniestros de la historia, ella está detrás de conspiraciones y de crímenes inconcebibles en cualquier mente humana.
Recordemos su cara de felicidad cuando veía a través de la pantalla el supuesto asesinato de Bin Laden a manos de un batallón de los Estados Unidos que, también supuestamente, invadió Pakistán para cometer el crimen.
Es imposible desde luego que a Bin Laden lo asesinaran tres veces pero su actitud define muy bien a esta persona vinculada de modo permanente al crimen y a la mentira.
Un caso para los anales de la historia es el del llamado Estado Islámico, ISIS, o Daesh, cuya creación se debe también a la inspiración de este ser abyecto llamado Hillary Clinton. “Ya todo el mundo entendió que el Emirato Islámico fue creado en Iraq por Estados Unidos en 2006.
Pero ahora nos dicen que esa organización terrorista se volvió en contra de su creador –obsérvese que eso fue lo mismo que ya nos dijeron sobre al-Qaeda.-
Sin embargo, el 8 de julio de 2016, mientras el Ejército Árabe Sirio luchaba contra varios grupos terroristas –entre los que se hallaba el Emirato Islámico– al este de Homs, aviones de la US Air Force aportaron apoyo aéreo a esos terroristas durante 4 horas, lo cual permitió al Daesh preparar y efectuar la voladura de un importante tramo del gasoducto que conecta Siria con Iraq e Irán”, escribe Thierry Meyssan (Red Voltaire).
Hay numerosas fotos de fechas anteriores que acreditan cómo aviones de los Estados Unidos han venido abasteciendo de armamento a las filas del Estado Islámico.
Hay incluso varias en la que aparece un amplio despliegue de tropas de ese engendro, que circulan libre y retadoramente por territorio de Iraq llamando extraordinariamente la atención, sin problema alguno y sin miedo a ser bombardeados.
Pero lo más elocuente han sido las declaraciones de la ex -vicepresidenta del gobierno de los Estados Unidos, Hillary Clinton, que en una entrevista concedida al medio digital The Atlantic admitió que el Estado Islámico había sido creado por la Casa Blanca pero que se le escapó de las manos.
“Hemos fracasado en crear una guerrilla anti-Assad creíble… El fracaso de este proyecto ha llevado al horror al que estamos asistiendo hoy en Iraq”.
Recientemente Hillary Clinton se vio envuelta en un escándalo a causa de la utilización de sus correos electrónicos. A fin de burlar el control oficial, utilizó su correo privado Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para tratar asuntos de estado.
Fue el pirata informático rumano Marcel Lazar Lehel, conocido en internet como “Guccifer”, quien descubrió el caso. Tras difundir los correos, Marcel Lazar, fue víctima de una terrible persecución que culminó con una acción execrable por parte de Rumanía, que lo extraditó a Estado Unidos.
Las legislaciones de todos los países de mundo prohíben la extradición de sus propios ciudadanos a terceros países, pero Rumanía volvió a dar muestras de su servilismo.
En lugar de detener a Hillary Clinton y someterla a juicio por poner en riesgo la seguridad del estado, el FBI prefirió concentrar su fuego contra este hombre, mucho más débil que la candidata a la Presidencia de Estados Unidos. Ahora ha aparecido ahorcado en la celda de la prisión de Virginia en donde permanecía aislado.
Durante la etapa de su marido en la Casa Blanca, en 1995, los Clinton ya se vieron implicados en el suicidio de Vince Foster, un empleado de la Presidencia.
Nos preguntamos qué podría sucederles a Edward Snowden o a Julian Assange en caso de caer en sus manos.
Hillary Clinton, alumna aventajada de Brzezinski, carece de principios y su ambición desmedida puede llevarla hasta a la declaración de una guerra mundial, en caso de acceder a la Casa Blanca. Porque ella es solo un peón del poder financiero global.
Julio de 2016
http://www.bentayga.org/1647.htm
Joomla template by Joomlashine.com