Artículos

Venezuela: La ruta del golpe

Recibido de Yury Weky, 31 de agosto.- El pueblo venezolano, patriota, bolivariano, enfrentará el 1S la llamada- por la oposición al Proyecto Bolivariano – como “La toma de Caracas”. Una toma que como ya se conocen a los protagonistas de la convocatoria nos remite a presumir un escenario de violencia, de sangre y muerte como el vivido el 10 de abril de 2003.
 
Cuando se produjo el  derrocamiento del Presidente Hugo Chávez,  o La salida  de febrero de 2014, que dejó como saldo 43 muertos y más de 800 muertos. Para esa fecha de febrero  Antonio Ledezma, María Corina Machado y Leopoldo López fueron los voceros de la convocatoria a “las protestas pacificas”  que enlutaron a la familia venezolana.
La connotación  de pacifica se  ha convertido en Venezuela -por las acciones de la  oposición -en mensaje de muerte, de terrorismo contra los bienes de la nación, en acciones bélicas de destrucción y guerra:
Ejercicio del fascismo mejorado en su edición, apoyado en las nuevas tecnologías y bajo el padrinazgo del gobierno del norte; el cual en su afán por apoderarse de los recursos del territorio venezolano no escatima financiamiento para que los venezolanos sufran el ataque de una delincuencia importada, sumado a la guerra económica.
Estos dos síntomas sociales son  productos del ejercicio terrorista de la derecha apátrida subvencionada  centros de poder foráneos  y que luego utiliza como argumento para arremeter contra el proyecto de país basado en las ideas de construcción de una patria socialista.
El pueblo formado, informado, activo políticamente, sabe e identifica al enemigo por eso no se ha producido un estallido social, pese a  las colas para obtener los  alimentos regulados, que son extraídos y vendidos en el exterior.
Alimentos e insumos de limpieza e higiene “simplificados en su producción” para la especulación; acaparados, escondidos, por las empresas de distribución y comercialización en manos de los señores capitalistas representantes y ejecutores de la conspiración fascista.
La delincuencia importada entre tanto guarda una particularidad: el asesinato selectivo está dirigido a los patriotas. Así la revolución bolivariana paga su propósito de vivir en libertad, con soberanía y autodeterminación.
Son muchos los nombres de venezolanos y venezolanos asesinados por la  delincuencia importada conocida como el paramilitarismo.
Práctica que hasta hace algunos años  no se conocía en el país. Todo conduce a la ruta del golpe  planificada por los sectores de la derecha en su objetivo de gobernar a Venezuela.
Aprovechándose de este escenario prefabricado lograron alcanzar en las elecciones pasadas de septiembre 2010 la mayoría en el la Asamblea Nacional (165 diputados). Desde el inicio de sus funciones el 5 de enero de 2011, La Mesa Democrática de la Unidad  (MUD)  ha promocionado leyes inconstitucionales entre las cuales estuvo la Ley de Amnistía que absolvería a los responsables de las Guarimbas del 2014.
Hay  que destacar la importancia de la actuación de los 98 diputados de la bancada patriota en esta lucha desigual que confrontan en ese espacio.
Así  se dibuja la Ruta del golpe: escasez de producción, desvió y desaparición de las divisas que el Estado entrega a los “empresarios fascistas” para la importación de cauchos, baterías, medicinas, alimentos; la guerra mediática, el financiamiento extranjero, el dólar today, la especulación, el paramilitarismo y la toma de Caracas.
Mientras  hay  mucho financiamiento, abundantes recursos para las movilizaciones, transporte, autobuses, franelas, alimentación, sabemos por experiencia que también hay armas, francotiradores, asesinos y periodistas tarifados.
Según los voceros de “la toma de Caracas”: Lilian Tintori, Capriles, Chúo Torrealba, Tomás Guanipa, Freddy Guevara, vienen con todo para salir de Maduro y además  confiesan que la toma ya se inició en la prensa internacional, la cual interpreta a la oposición fascista como luchadores sociales conectados y representantes del pueblo venezolano.
Así  se justifican las acciones bélicas de la derecha opositora fascista venezolana en la campaña mediática internacional en contra del  Proyecto Bolivariano. Esa es la ruta del golpe planificado para el 1 de septiembre 2016.
Caracas, 31 de agosto 2016
* Yury Weky Silva. Profesora de castellano y literatura•
Joomla template by Joomlashine.com