Artículos

Panamá: “Papeles de Panamá”: la conspiración

(Por Julio Yao Villalaz)

Recibido de Luisa Toro Cofre, 26 de junio.-Foro “Los ‘Papeles de Panamá’, una Lectura Integral”, organizado por la Alianza Estratégica Nacional, Biblioteca Simón Bolívar, Universidad de Panamá, 19 de mayo de 2016-.
La divulgación de la filtración más grande de la historia, como se le llama a los Papeles Mossack-Fonseca, mal llamados “Panama Papers”, a través del diario Süddeutsche Zeitung (SZ) y del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (CIPI) no puede disociarse de aspectos especulativos por el simple hecho de estar  ambas entidades vinculadas a la CIA.
 
La  publicación de los Papeles, sustraídos desde 2008/9, y  recientemente hurtados y  no pirateados por  la CIA., que se los entregó al diario hace casi un año, se propone divulgar las cuentas de la firma panameña para demostrar que la misma no es confiable y que las offshores no anglosajones tampoco.
El hurto informático es un delito internacional, y ni el gobierno de  EE.UU. ni sus asociados pueden legítimamente airear los papeles privados de Mossack-Fonseca, menos en un tribunal nacional o internacional.
Mossack-Fonseca se fundó en Islas Vírgenes Británicas al calor del Irán- Contra en 1986 y le ha servido a la CIA. “El análisis de los documentos ha continuado, revelando que la CIA  ha utilizado durante décadas los servicios de Mossack Fonseca para dar una cobertura legal a sus operaciones secretas,” señala Wikipedia.
El rol de los empleados de la firma en la sustracción no es fundamental. Moss-Fon y Panamá están siendo usados como chivos expiatorios en una maquinaria de propaganda global sin que sus socios ni el gobierno panameño puedan impedirlo.
 El diario alemán,  el de mayor circulación en el país,  nace a finales de la Segunda Guerra en el útero del gobierno norteamericano y es miembro del CIPI, por lo que  no nos sorprende que les haya entregado los Papeles a los seudoperiodistas.
Según Wikileaks, "la  mayor parte de los documentos no serán publicados y usted no tendrá acceso a una base de datos en la cual pueda hacer búsquedas". 
Wikileaks, pidió que los Papeles de Panamá sean publicados en su totalidad y no como ahora a cuentagotas, y su vocero  alertó: "Ellos dicen hacer periodismo responsable, pero, en términos generales, yo no estoy de acuerdo con que estén haciendo eso".
«»¿Qué es el Consorcio Internacional de Periodistas?
El Consorcio "es una red global de más de 190 periodistas de investigación de más de 65 países que colaboran en investigaciones en profundidad". Eso es lo que dice su página Web, pero a lo que menos se dedica el CIPI  es a investigar. Es curioso que el CIPI jamás ha criticado a EE.UU.
Si fuera una investigación transparente, ni el diario ni el CIPI hubiesen estado a cargo de los Papeles, pero como es una operación encubierta (muy mal arropada, por cierto), los pelos del lobo se le salen por la basta.
Pudieron entregar los Papeles a un medio independiente y creíble como Wikileaks, pero claro, Wikileaks no es controlado por Washington. Los que sustrajeron los Papeles lo hicieron con premeditación y alevosía y, por eso, es una torpe operación encubierta, de la cual Caperucita ya está alertada.
Los Papeles fueron doblemente filtrados por la CIA y por los seudoperiodistas.  Por lo tanto, sólo sirven para ocultar, engañar, calumniar, desinformar y chantajear. Todo ello se suma a las múltiples violaciones que ha cometido el CIPI contra la ética periodística (verbigracia, el Acuerdo de Munich), la libre expresión, la libertad de prensa  y el derecho a la información.
Los Papeles fueron separados entre aquéllos que perjudican a los  enemigos de EE.UU. – que serán los primeros en exponerse -- y los que  afectan negativamente  a sus aliados , que no verán la luz o sólo a medias. 
En cuanto a la transparencia del diario y del Consorcio,  un periodista y exasesor del gobierno alemán, Udo Ulfkotte, se decidió a contar la verdad en su libro Periodistas Comprados,  un éxito de ventas total en Alemania. 
Dice su autor: "En innumerables ocasiones puse mi firma en notas que me entregaron los servicios de inteligencia de EE.UU., de Alemania o de la OTAN.  Mentí, traicioné, recibí sobornos y oculté la verdad a la opinión pública. No hacía periodismo sino propaganda.”
El periodista y exasesor  afirma que los diarios y medios de comunicación más grandes de Alemania están manipulados desde la embajada de EE.UU. y que  la prensa es una “prestituta” (“presstitute”) (Leonardo Del Grosso, Hispan TV, 26 de abril de 2016).
El CIPI fue creado en 1997 por iniciativa del Centro para la Integridad Pública, a la vez financiado por los Rockefeller, las fundaciones Open Society (Sociedades Abiertas), George Soros, la Fundación Ford y la Carnegie Corporation.
Soros, referente de la política exterior del Senado, se ha dedicado a promover las “revoluciones rosa” y la instauración del capitalismo en la antigua Unión Soviética (Nikolas Stolpkin, La Jugada Maestra Detrás de la Operación Panamá Papers, Rebelión).
Wikileaks denunció que, "el ataque a Putin de 'Panama Papers' fue producido por el Proyecto de Información sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP) y financiado por  la AID y Soros", lo que  un día más tarde confirmó el propio Gobierno de EE.UU. a través del portavoz Mark Toner. Según Toner, "(los periodistas) recibían financiación de varias fuentes, incluido el gobierno de EE.UU., especialmente de la AID”.
Según Hispan-TV,  en los Papeles no hay personas de “países característicamente capitalistas como EE.UU., Alemania, Japón, Israel, Australia, Nueva Zelandia, Corea del Sur u Holanda.
Tan sesgada está la información que si vamos el sitio web del CIPI, en la animación que tiene filtros de clasificación para agrupar por procedencia, los dos únicos filtros que no figuran son América del Norte y Australia.
Salvo esas llamativas ausencias, están todas las demás regiones del planeta.” (Leonardo Del Grosso, Hispan-TV,  26 de abril de 2016).
En síntesis, éstos son los objetivos del operativo mediático de los Papeles Mossack-Fonseca:
1. Provocar el desplazamiento de fondos de refugios fiscales no anglosajones a refugios anglosajones en EE.UU.,  la Gran Bretaña y Holanda e Israel.
2. Desestabilizar a los adversarios de EEUU como Rusia, China, Corea del Norte, Siria, Irán y  Venezuela, desprestigiando a sus dirigentes.
3. Contrapesar a los países emergentes y a los posibles líderes que conformarían un mundo multipolar, como  Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS).
4. Construir un bloque regional para oponerse a la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA).
:::Repasemos estos puntos.
LA ESTAMPIDA DE CAPITALES HACIA EE.UU.
El desplazamiento de capitales de refugios no anglosajones a paraísos de EE.UU. se basa en la tesis de una asesora del presidente Obama, quien sostuvo que fueron las fortunas asustadas por peligros en los años treinta y que se refugiaron en EE.UU., lo que salvó a ese país de la bancarrota de 1929.
Mutatis mutandi, el pánico por el destape de los Papeles Moss-Fon podría jugar análogo papel al transferir cientos o miles de billones de dólares a EE.UU. ¿No debemos mejor llamarlos los “Obama Papers”?
Sin embargo, el grupo parlamentario europeo los Verdes acaba de pedir a la Unión Europea que incluya a EE.UU. en la lista de paraísos fiscales, tras encontrar que en 14 de sus estados se permite crear empresas sin identificar a sus accionistas.
Si prospera la petición de los Verdes, se reducirían las posibilidades de captación de fondos de EE.UU. Nevada, Delaware, Oklahoma y otros tendrían que acogerse a las mismas reglas que todos los Estados del mundo, como debe ser.
La política de Washington de capturar  refugios fiscales ajenos es mucho más ambiciosa.  Según Thierry Meyssan, va encaminada a “desestabilizar la Unión Europea hasta que los capitales se encaucen hacia los paraísos fiscales del Reino Unido, Holanda, Estados Unidos e Israel.” (Thierry Meyssan, Red Voltaire: ¿A qué vienen los “Panama Papers”?).
:::ATAQUES A ENEMIGOS DE EE.UU.
La divulgación,  que recién empieza, sólo podrá ver sus efectos en meses y años. No obstante, anotaremos algunas incidencias en países que aparecen como objetivos claves.
En los Papeles MossFon  no aparece un Rockefeller, un Ford, un Cheney, un Soros o un Bush, para sólo recordar a algunos vinculados a Washington.
En los primeros días de la divulgación (abril), el CIPI se apresuró en mencionar al presidente de Rusia Vladimir Putin y al presidente de China Xi Jinping como presuntos dueños de cuentas, pero ninguno de los dos  es mencionado en los documentos.
Según Rusia, los Papeles de Panamá son un montaje contra Putin para desestabilizar al país  y acusó a la CIA de estar detrás de la filtración.
El presidente Xi Jinping tampoco aparece mencionado en los Papeles, aunque sí algunos de sus allegados que ya habían renunciado al Partido mucho antes del destape.  El Partido de China verificó el linaje de su presidente mucho antes de su ascenso al poder.
China condenó públicamente   los Papeles Moss-Fon como una “conspiración de Occidente”.  Como ha dicho el Global Times, que publica el Diario del Pueblo, “los medios occidentales mantienen el control de la interpretación cada vez que descargan documentos, y Washington ha demostrado interés particular en ello.
Información que es negativa siempre puede ser minimizada, mientras que la denuncia de dirigentes no occidentales, tal como Putin, consiguen un giro adicional.” (Clifford Coonan, abril 5 de 2016).
El régimen norcoreano tampoco se les escapa, pues el mismo habría financiado su Programa nuclear y de misiles con la ayuda de una empresa constituida por MossFon  en el año 2006, cuyos  dignatarios eran un norcoreano y un banquero británico (Wikipedia).
Los papeles destacan a Farhad Azima, nacido en Irán,  quien ha sido donante de campañas y asiduo visitante de la Casa Blanca en las administraciones demócrata y republicana, como Bill y Hillary Clinton.  Estuvo involucrado en el caso Irán-Contra, donde aerolíneas de Azima entregaron a Irán  23 toneladas de equipo militar, aunque Azima lo niega.
Venezuela e Irán también son denunciados como si hubiesen cometido delito, pero todo lo que hicieron fue crear una asociación entre sus empresas petroleras, de la cual surgió Veniran, que buscó cobijo en la firma MossFon  para legalizar su asociación en vista de las sanciones a Irán.  (Joseph Poliszuk).
:::CONTRAPESAR A LOS PAÍSES EMERGENTES.
Con el rápido ascenso de Rusia y China, EE.UU. -- que desgastó gran parte de su potencial en invasiones y guerras fracasadas – necesita impedir que surjan nuevos liderazgos que le disputen su poder a nivel mundial.
Estos liderazgos sólo pueden surgir de los países emergentes que integran el BRICS; esto es, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.
BRASIL
Brasil  es el país más pujante de América Latina, pero la presidenta Dilma Rouseff ha sido desplazada temporalmente del poder por un golpe de Estado parlamentario de la derecha.
MossFon vendió empresas a políticos de  siete partidos brasileños o a sus familiares, entre los que no aparece miembros el Partido de los Trabajadores (PT), aunque sí  107 empresas vinculadas al escándalo de Petrobras.
También es mencionado el  ex ministro de la Corte Suprema, Joaquim Barbosa y 57 implicados en la Operación Lava Jato.
INDIA
En cuanto a India, “el primer ministro,  Narendra Modi, anunció  (4 de abril) que ha dispuesto la investigación de los datos de más de 500 conciudadanos que aparecen como poseedores de compañías según los Papeles” (Wikipedia).
SUDÁFRICA.
Conforme a Wikipedia, la República de Sudáfrica informó que realizará las investigaciones pertinentes. En los documentos filtrados reflota el “fraude Fidentia”, el mayor delito de cuello blanco en el país.
Un sobrino del presidente Jacob Zuma, Khulubuse Zuma, aparece mencionado como representante de una de las dos empresas que adquirieron campos de petróleo en la República Democrática del Congo.
:::CONTRARRESTAR EL ALBA Y OTROS PAÍSES.
Tomemos algunos países de nuestra región al azar.
ARGENTINA:
En Argentina, los Papeles citan al presidente Mauricio Macri; a Daniel Muñoz, secretario y hombre de confianza del expresidente Néstor Kirchner, quien igualmente sirvió como asistente de Cristina Férnandez, presidenta de 2007 a 2015.  Los expresidentes Kirchner afirmaron que no tienen “ninguna cuenta, sociedad, ni bien de ningún tipo en el exterior”.
ECUADOR:
Según Wikipedia, “el presidente Rafael Correa aseguró que se revisarán todos los datos a fin de establecer qué personas o sociedades han utilizado paraísos fiscales con el fin de evadir impuestos…
Unas 1.864 compañías, 76  clientes y 148 beneficiarios estarían involucrados en los Papeles de Panamá, pero sólo tres han sido relacionados con el gobierno o la administración del Estado. ”
Aunque el presidente Correa ha saludado públicamente la filtración, ahora el propio presidente y su hermano, Fabricio Correa, han sido vinculados a los Papeles a través de su mención en un correo enviado por el bufete panameño.”
La Secretaría de Inteligencia de Ecuador (Senain) también rechazó que su titular, Rommy Vallejo, esté involucrado en hechos revelados por los Panamá Papers.
El presidente de Ecuador declaró ayer (mayo 12), igual que Rusia y China, que la CIA está detrás de  los Papeles.
PERÚ:
Los documentos incluyen a personajes de la política peruana, dos de los principales financistas de la candidata Keiko Fujimori: Christian Peralta, asesor del partido Fuerza Popular; el candidato presidencial y exministro, Pedro Pablo Kuczynski, además  de  los expresidentes Alan García y Alejandro Toledo, al igual que el excandidato presidencial, César Acuña Peralta.
VENEZUELA:
La palabra “Venezuela” aparece en 241,000 documentos investigados por una decena de periodistas de ese país. La mayor parte señala a funcionarios del gobierno, que no se ha pronunciado sobre las informaciones.
El caso que más comentarios ha generado fue el de Adrián Velásquez, jefe de seguridad del expresidente Hugo Chávez, que el 18 de abril de 2013, cuatro días después de la victoria de Maduro en las presidenciales, formó una compañía en la República de las Seychelles (Macomunidad Británica) por intermedio de MossFon.
Velásquez y su esposa, Claudia Patricia Díaz Guillén, expresidenta de la Oficina Nacional del Tesoro, residen ahora en República Dominicana.
En resumen, nueve  países  claves que son sensibles o escapan al control de EE.UU. son los más señalados en los Papeles:  Rusia, India, Brasil, Sudáfrica, Irán, Venezuela, Ecuador, Perú y Argentina.
:::LO ANTIJURÍDICO EN LOS PAPELES.
La divulgación de los Papeles carece absolutamente de credibilidad, es ilegal y antiética ante cualquier sistema jurídico del mundo. Persigue hipócritamente fines políticos que violan todas las normas del Derecho Internacional Público, pues sirven para denunciar sin pruebas; amenazar con propósitos de chantaje a cualquier país.
Desestabilizar e intervenir en los asuntos  internos y externos;  atentar contra el derecho a la existencia nacional y poner en ascuas el derecho al trabajo de cientos de miles de  personas que dependen de una actividad lícita en principio, aunque bajo su cobijo se cometan delitos financieros y fiscales.
:::CAMINO A SEGUIR EN PANAMÁ.
Tanto Mossack-Fonseca como Panamá están siendo utilizados como chivos expiatorios de una propaganda global  que busca satanizar a todos los refugios fiscales no anglosajones de África, Asia, América Latina, el Caribe, y otras regiones para atraer las grandes fortunas hacia EE.UU. y sus aliados y para pescar en aguas revueltas de la política internacional.
La imagen de Panamá y de los panameños ha sido ofendida como nunca en nuestra historia por las potencias imperialistas que han entrado en conflicto por una nueva repartición del mundo.   Pero nuestro deber, como siempre, es ¡defender la Patria!
Frente al ataque alevoso, injusto, y cobarde contra Panamá,  nuestro país tiene dos caminos:  uno es el recurso a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que puede hacer una de dos cosas: 
La primera, emitir una Opinión Consultiva que remarque el carácter ilegal del hurto de los Papeles y reste toda legitimidad a su divulgación, con lo cual el mundo podría hacer caso omiso a la publicación de los documentos.
La Opinión Consultiva puede girar en torno a la pregunta:  ¿Puede el CIPI divulgar Papeles privados después de ser hurtados?
O la segunda opción, más compleja:  la Corte podría contestar una Solicitud de Demanda de Panamá contra EE.UU. para que dicho Tribunal lo condene por violaciones múltiples al Derecho Internacional Público.
Estas opciones podrían demostrar si el gobierno es independiente en política exterior. Pero como el gobierno de Juan Carlos Varela está aislado como todos los gobiernos post-invasión y no puede asumir una posición patriótica consecuente, al menos podrá refutar a Francia, a la OCDE y a la GAFI por sus amenazas de descalificarnos hipócritamente en sus famosas listas, que no son negras ni grises sino oscuras.
Panamá debe conducir sus propias investigaciones y aplicarle  a Francia las leyes de retorsión y exigir a los organismos internacionales que, en los refugios o paraísos fiscales,  mientras existan, las leyes deben ser iguales para todos.
Es a las organizaciones del pueblo como las aquí presentes, que nos toca romper el aislamiento con la solidaridad de los pueblos del mundo, denunciar  la nefasta conspiración, contrarrestar la propaganda malévola  y decirle al mundo que Panamá es mucho más que paraísos fiscales y papeles.
Debemos realizar una marcha nacional de repudio a los Papeles Mossack-Fonseca, porque no estamos solos•
Joomla template by Joomlashine.com